Curado zauteco, la magia de mujer

Giovanna MartínezGiovanna Martínez

Noelia Jiménez es una productora con más de 15 años de experiencia

La fusión entre el mezcal y el extracto de los frutos de temporada han cautivado a más de un paladar; en la localidad de San Andrés Zautla mujeres y hombres han elaborado un elíxir que se adecúa como aperitivo, digestivo y degustativo.

En aquella comunidad de los Valles Centrales productores de curado de mezcal buscan que sus botellas con la bebida crucen las fronteras. Ante lo cual, por tercer año consecutivo se realizará este fin de semana la tercera Feria del Curado de Mezcal.

Productores

En la comodidad de su vivienda, Noelia Jiménez, prepara la bebida que no falta en fiestas, reuniones o funerales: el curado.

Con más de 15 años de experiencia, Noelia es una de las 14 mujeres que integran un grupo de productoras de curado de mezcal que participan en la Feria. El producto es artesanal, pues para su elaboaración no utilizan conservadores ni colorantes artificiales.

Productores y productoras se apoyan mutuamente, siembran los frutos que utilizarán; la tierra ha sido bondadosa ya que les ha permitido sembrar maracuyá, jamaica, mandarina criolla, guayaba, entre otros.

Cada mujer zauteca le da un toque especial al preparado y que se refleja en las botellas que conservan la originalidad en el sabor.

Noelia Jiménez es una productora con más de 15 años de experiencia

Ambulantes, plaga que entorpece comercialización

Noelia lamenta que los espacios en la ciudad se encuentren acaparados por organizaciones de comerciantes, pues “si no conoces o no tienes un contacto es imposible acceder a un espacio, por eso nos hemos quedado en lo local”.

Cuna del curado

La historia del curado en la comunidad data de un siglo, de acuerdo con el presidente del comité de productores de Curado de Mezcal, John Lennon Hernández Mendoza, las mujeres que iban al molino estaban acostumbradas a tomar su “amargo”, una mezcla de mezcal con hierbas curativas, posteriormente se hace la combinación con frutos y nace una receta que combina el disfrutar el mezcal con los frutos naturales.

Esta receta es compartida por Veronica Garces “Tía Chepa” a las mujeres de su comunidad, ya que esta llevaba a las fiestas el “curadito”, la bebida la disfrutaban más las señoras que no toleraban el mezcal solo y así pudieran disfrutar del buen ambiente de las mayordomías.

“La intención no es que tenga el gusto a mezcal, si no que, junto con la fruta se mezcle y se puedan disfrutar ambos, esta bebida puede ser degustada hasta por el paladar más exigente”.

Elaboración

Noelia se especializa en el curado de mandarina, para elaborar este producto se necesitan mandarinas criollas, estas se cortan a la mitad, se exprimen, cuelan y colocan en una olla a fuego lento.

Enseguida se agrega endulzante, en su caso, Noelia elabora un jarabe casero que vacía al recipiente, coloca la medida de mezcal y va probando la mezcla hasta que quede "en su punto”.

La bebida se vacía en una botella, se cierra y coloca una etiqueta; la etiqueta es diseñada por los propios productores.

Noelia ha impulsado su marca, Valle Mágico, asegura que ya cuenta con algunos clientes gracias a las ferias que se han realizado en la comunidad,

Un “curadito” de mezcal, cómo le llaman en la comunidad, tiene una vida de 6 meses en temperatura ambiente y de hasta un año refrigerado.

Los precios de la bebida oscilan de los 180 pesos el litro a 60 pesos el cuarto. Entre las frutas más demandadas se encuentra el maracuyá, kiwi, zarzamora, entre otros.

Feria

La feria del Curado de Mezcal nació con la intención de dar a conocer el producto y reactivar la economía local; ante esto, hace tres años el ayuntamiento convocó a los productores a participar.

Cada uno de ellos creó su marca y empezó a etiquetar las botellas, la idea es que el curado se comercialice en otros estados, incluso fuera del país.

La primera y segunda edición de la feria tuvo los resultados esperados, pues los productores lograron acercarse a los consumidores, en esta tercera edición esperan comercializar al menos 500 botellas por productor.

“Cualquiera puede hacer curados, pero cada productor tiene un toque especial en la bebida y eso es lo que nos coloca como favoritos”

Los productores desean que las autoridades estatales miren a Zautla y los consideren para acercarlos al turismo que arriba a la capital en temporadas altas como la Guelaguetza.

La tercera Feria del Curado de Mezcal se llevará a cabo en la comunidad de San Andrés Zautla el 22, 23 y 24 de febrero donde, además de este producto, se ofertará la riqueza gastronómica de esta zona.

Entre los platillos a ofrecer están el guisado de guajolote elaborado por los hombres de la comunidad; el mole negro, estofado, comidas autóctonas como el verde de nanacate (Hongo en lengua Mexica), la segueza de frijol, el verde de tempolocates, el chile atole, pasando por las tradicionales empanadas de amarillo y de verde, así como nieve artesanal, los suculentos raspados, dulces regionales, nicuatole, entre otros.