Acusan a regidoras de pedir aumentos

Una de las concejales inconformes confrontan a un regidor afín a la edila, en San Jacinto Amilpas

En respuesta a la postura de la presidenta municipal de San Jacinto Amilpas, Yolanda Santos Montaño, respecto a que no cederá a chantajes, regidoras de oposición mantienen tomadas las instalaciones del palacio municipal.

En tanto, la edila busca -mediante demanda penal- la recuperación del espacio y evidenciar lo que existe tras la acción de sus compañeras de Cabildo.

Como dimos a conocer oportunamente, la tarde de este miércoles, las concejales de Hacienda, Igualdad de Género, Ecología,  Salud y Deportes, Gisela Lilia Pérez García, Mónica Belém Morales Bernal, Julia Zárate Aragón y Nubia Cruz García, respectivamente, arribaron hasta el palacio municipal para “reventar”, el acto protocolario con el que la elcaldesa tomaba protesta a los nuevos representantes vecinales de ese lugar.

Tras la acción, la regidoras cerraron las instalaciones de la sede del gobierno local, expulsando de esa manera al equipo de trabajo y el resto de autoridades, desatándose una grezca, cuando intentaron recuperar el lugar.

Interpone edil demanda penal

Yolanda Santos Montaño, en conferencia de prensa de este jueves, reiteró su decisión de no ceder a lo que llamó chantajes y acusó que dichos actos tienen tras de sí "intereses monetarios".

Anunció que ya se han iniciado las demandas correspondientes contra quienes resulten responsables de los actos agresivos y toma del Palacio Municipal de San Jacinto Amilpas.

Rechazó las acusaciones hechas en su contra y advirtió que no permitirá más actos que dañan al pueblo.

“Siguen incitando a la violencia, hemos acudido ya con un notario público para que dé fe de los daños que han hecho al lugar y la Fiscalía General del Estado para lo correspondiente, las señoras no tienen respeto por la ciudadanía, no se prestan al diálogo y solo agreden. A mi me gustaría que en vez de estar peleando por dinero para ellas, lo hagan por el beneficio de los vecinos”, dijo.

Explicó que la información que circulan las regidoras inconformes son documentos inválidos, pues hasta el momento no hay aprobación del Presupuesto de Egresos y que lo único con que cuenta el Ayuntamiento es lo que se aplica el gasto corriente.

“Ellas se aprobaron un sueldo y el pago de un laudo, cuando en el municipio ni siquiera hay expedientes. Cualquiera puede ir a revisar quienes me asesoran para que no mientan respecto a la presunta asesoría de Carlos Moreno Alcántara, mientras tanto yo seguiré trabajando porque es mi única intención”, expuso.

Regidoras se suben el sueldo

De acuerdo a la información que consta en actas y grabaciones de la última Sesión de Cabildo, las concejales que encabezan la rebelión, en voz de Julia del Carmen Zárate Aragón, solicitaron y mayoritearon el incremento de su salario de 7 mil 500 a 15 mil pesos. Además pidieron el pago retroactivo a las dos quincenas que ya han laborado.

En esa misma ocasión, la regidora de Igualdad de Género, Mónica Belén Morales Bernal, pidió el pago de cuatro Juicios para la Protección de los Derechos Político- Electorales que promovió ante el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca,  cuyas condenas le favorecen con más de 800 mil pesos.