Conrado Horacio Álvarez: visionario del arte plástico

El alumbramiento

Su nacimiento tiene lugar en Santiago Villa de Etla, Oaxaca, donde manda el Nazareno en la Semana Santa. En este lugar histórico nació un niño a quien pusieron por nombre Conrado Horacio Álvarez Carrasco, quien pasó su infancia en la poesía del paisaje de su comunidad, donde sembró la amistad imperecedera con los niños de esa época ahora distante.

Conrado Horacio Álvarez no podía dejar de ser un buen estudiante y apasionado de las letras; terminó la primaria, secundaria y vino a Oaxaca para cursar la preparatoria, donde se toman las decisiones para la carrera, lo que uno quiere llegar a ser.

Aquí tuvo la revelación sobre las bellas artes; muy decidido, se inscribe en la Escuela de Bellas Artes, dependiente de la Universidad Autónoma Benito Juárez, de Oaxaca (UABJO), Binigulazaa, A.C.; también en el Instituto Oaxaqueño de las Culturas (IOC-Conaculta).

Su inquietud lo lleva a la realización de estudios adicionales como seminarios con el maestro Felipe Herember en la Casa de la Cultura Oaxaqueña; en esta misma toma el Curso de Formación Pedagógica, Curso de Experimentación de Dibujo y Pintura impartido por Luis José Ramírez; El Desarrollo de la Creatividad, de Interacción Humana, El Juego y el objeto del Juego, para Gestores Culturales, para maestros de Casas de Cultura, y finalmente, Actualización de Artes Visuales impartidos por el IEEPO.

Su creatividad

La obra plástica de Conrado Horacio Álvarez le ha permitido ir más allá de la captación de un momento cumbre, por eso mismo lo han invitado a exponer en los siguientes: Centro Cultural San Ángel, Ciudad de México, en El Casino del Teatro “ Macedonio Alcalá”, en Oaxaca; Academia Di Belle Arti Di Verona, Espacio Cultural “Silvina”, Xalapa, Veracruz; Embajada de México en Japón, Senado de la República Ciudad de México, Museum of the Américas, Houston, Texas; Senado de la República, Ciudad de México, Terminal TAPO, Edificio de la Lotería Nacional Mexicana, en Edificio de la UNAM, en Tijuana, Baja California.

En cuanto a murales, estos se encuentran en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, Salina Cruz y Súchil, Sola de Vega, Oaxaca.

Reconocimientos

Por sus 23 años de labor docente en las Artes Plásticas a través de la Casa de la Cultura Oaxaqueña, recibe la Presea “Ray Tico Internacional” por la comunidad costarricense en México a la excelencia profesional por la aportación a las Bellas Artes y excelencia profesional; por la Secretaría de las Culturas y las Artes; “Doctor Honoris Causa”, en el museo José Luis Cuevas, Ciudad de México.

La crítica

Conrado Horacio Álvarez es un artista plástico muy detallista en su manera de expresar el movimiento del tiempo con los objetos; se va al extremo del espacio en un captar impresionante de esa magia plástica que solamente él sabe expresar. Al mismo tiempo, contagia su forma de creatividad imaginativa en el colorido tenue del arte pictórico; sus paisajes, sus figuras, son la complacencia de quien sabe apreciar las líneas de la silueta femenina, quizá la más bella entre el arte mundial del artista plástico mexicano o extranjero.

Su juego con la muerte es otra alternativa crítica que objeta con el estético. Por todo este bello trabajo está considerado como uno de los pintores oaxaqueños en su tiempo y espacio muy oaxaqueño; vayan contigo amigo, el éxito extensivo de la originalidad de tus obras.