Protestan comuneros ante Tribunal Agrario

Un centenar de comuneros de Teotilalpam se manifestaron afuera de las oficinas del Tribunal Agrario del Distrito 21

Para evitar que dos particulares les despojen de casi 22 hectáreas de tierras en donde está construida una escuela primaria y 50 casas, comuneros indígenas del núcleo agrario de Santa Cruz Teotilalpam se manifestaron ayer afuera de las oficinas del Tribunal Unitario Agrario (TUA) en esta ciudad.

Tras dos horas de protesta, que no impidieron las actividades en las oficinas del Tribunal, aceptaron retirarse ante la promesa del magistrado Luis Modesto Ponce de León Armenta, de revisar el desempeño del actuario, José Manuel Zamora y de su secretaria Catarina Alfaro, en el expediente que iniciaron desde junio pasado.

“Acuerdan en nuestra contra, alguien se equivoca y ya nos están notificando”, acusó Fidel Gaytán, uno de los cien comuneros que participaron en la protesta.

Desde el domingo salieron de su comunidad, “costeando gastos propios porque nadie nos está manipulando o acarreando, nos duele que con papeles falsos nos quieran quitar terrenos urbanos a orilla de la misma comunidad donde está un manantial de agua, una escuela primaria, tenemos nuestros animales de traspatio, un pequeño bosque y más de 50 familias que construyeron sus casas de material porque viven”, aseguró Gaytán.

Demanda en materia civil

Fue en el 2015 cuando se enteraron que los particulares Eloisa Villareal Chacon y Uriel Sánchez Sosa les demandaron ante juzgados civiles la propiedad de casi 22 hectáreas de tierra comunal “que no se puede vender, sólo se ceden, pero no tienen el aval de la asamblea”.

Esa primera demanda civil la ganaron los comuneros, y volvieron a recibir una nueva demanda y otra ante el Tribunal Unitario Agrario, donde el proceso está en etapa de desahogo de pruebas.

En 1970 ese núcleo agrario recibió la resolución presidial para su conformación oficial y el plano definitivo que incluye esas 22 hectáreas que dos particulares argumentan poseer mediante una escritura presuntamente falsa.

“Primero nos demandaron en materia civil y ahora nos sorprende con el Tribunal Unitario Agrario, son personas que no viven allá, traen testigos falsos, ellos dicen que compraron las tierras, pero muestran una escritura falsa que se hizo a espaldas del pueblo y de la asamblea”, recalcó.

Denuncian atropellos

La serie de atropellos a los que se enfrentan por defender su tierra, fue denunciado durante su protesta y sólo aceptaron retirarse cuando el magistrado Ponce de León les ofreció un plazo de tres días para revisar el expediente.

“Nos están despojando del lugar donde vivimos, de nuestra escuela primaria Justo Sierra y del líquido que obtenemos de nuestro manantial”, a la vez que responsabilizaron a Villareal Chacon y Sánchez Sosa de cualquier atentado o acto violento que puedan enfrentar por defender la tierra que pertenece a comuneros.