Tensión entre policías y ambulantes en Oaxaca; operativo casi termina en pleito

Momentos de tensión se vivieron la mañana de este lunes, luego del operativo realizado por las autoridades locales para la instalación de un módulo de Policía Municipal en la calle Flores Magón del centro de la capital.

Tras la decisión que afectó a ocho puestos ambulantes instalados en esa vía, el resto del lugar fue abarrotado de nueva cuenta por los comerciantes informales que desde principios de este año se apoderaron del lugar, y que se han negado a abandonarlo con el argumento de que no hay opciones de empleo en la entidad, y el supuesto incumplimiento a los acuerdos por parte del presidente municipal, Oswaldo García Jarquín.

Turismo critica hacinamiento

Albina Sumano, proveniente de los Ángeles, California, se dirigía al Mercado 20 de Noviembre para desayunar, como se lo sugirieron en el hotel donde se hospeda. Ella, junto con 10 personas más, visita la ciudad atraída por lo que han sabido de su belleza; sin embargo, se topó con el tianguis instalado a un costado del Palacio de Gobierno

La visitante lamentó que el Zócalo y sus alrededores se observen sucios y hacinados.

“Sabíamos de Oaxaca por muchas cosas bellas y también por lo que sale en las noticias respecto a los maestros, pero no imaginamos que la parte más importante estuviera tan abandonada, sucia y llena de esta gente”, dijo.

Se inconforman ambulantes

A su arribo, cerca de las ocho de la mañana, grande fue la sorpresa de los ambulantes al encontrar la caja de remolque de la Policía Municipal que fue colocada a la mitad de la calle y, alrededor de ella, por lo menos unos 20 elementos policiales.

Como era de esperarse, la inconformidad se hizo presente y una hora y media después, un grupo de por lo menos 60 personas encabezadas por Carmen Luján Corres, dirigente de la Organización de Mercados, Vía Pública y Verbeneros “Renacimiento”, arribaron al lugar.

En un un abierto acto de intimidación, Luján Corres e integrantes de diversas organizaciones entre ellas el Sindicato Libertad, ignoraron la presencia de los elementos policiales y atendieron los cuestionamientos de la prensa, mientras la gente que circulaba por el lugar aceleraba el paso con preocupación.

Previo a su llegada, jóvenes con actitud vandálica se posicionaron en las dos esquinas de la calle como en espera de instrucciones para iniciar la gresca.

Con palabras altisonantes y jaloneos entre ellos mismos, para acomodarse en los vehículos que les trasladarían al Palacio Municipal, el grupo se retiró del lugar no sin antes aleccionar a los vendedores del lugar para que no permitieran su desalojo.

“Si lo intentan nos llaman para que de una vez reventemos madres”, gritó un sujeto que acompañaba la comitiva.

Secuestran el centro, y piden comprensión

Además de advertir que los ambulantes no se quitarán del primer cuadro de la ciudad, la dirigente de la Organización de Mercados, Vía Pública y Verbeneros “Renacimiento”, Carmen Luján Corres, pidió tanto a la ciudadanía, como al comercio establecido, para que aporten y les construyan plazas comerciales dignas.

En entrevista luego del operativo realizado por las autoridades este lunes en la calle de Flores Magón, la mujer aseveró que en todas sus acciones piensan en la ciudadanía que debería ponerse en el lugar de quienes necesitan generar el sustento para sus familias a través del ambulantaje.

Tras manifestar su rechazo a lo que llamó un acto represivo por parte del presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, y lamentar que éste "rompiera los acuerdos con los representantes del comercio informal", Luján Corres insistió en pedir a la población comprensión para sus agremiados.

“Hay gente que critica, pero tienen sus negocios en las puertas de su casas y nadie les dice nada, por eso les pedimos que comprendan que como aquí no hay industria la gente debe buscar una forma de vivir. En Oaxaca cada día hay más rateros y prostitución porque no hay en que trabajar”, afirmó.

Agregó, que no están cerrados a la posibilidad de reducir los tramos que ocupan, ni a reubicarse, mucho menos al reordenamiento, siempre y cuando se cumpla con sus peticiones.

“Los ambulantes tienen derecho a contar con sus plazas comerciales, por eso también es importante que el comercio establecido aporte su granito de arena para la construcción de ellas”, expresó.

Aseguró que desde 2001 su gente cuenta con licencias, aunque reconoció que muchos no las han pagado, incluso dijo que hay casetas y puestos que llevan más de 20 años que quieren reubicar cuando ya han ganado el derecho a quedarse donde están.

“Nosotros cedimos la calle Flores Magón aunque no se cumplieron acuerdos; pero vino otro grupo radical - Lorena Merino y sus desplazados- que hasta la vialidad taparon y no se vale que dejemos calles para que otros las llenen, ahora nos tienen que cumplir con las plazas”, expresó.

Respecto a la instalación del Módulo de la Policía, que afectó a ocho de los 25 puestos instalados en la vía, reconoció que hace falta vigilancia pero exigió que los elementos se apliquen en ello, pues comúnmente esos lugares son ocupados para entretenerse con mujeres, generar suciedad y estorbar.

Carmela Luján Corres, aseveró que aunque sus licencia son prácticamente vitalicias las autoridades no quieren reconocerlas, pero que en un acto de buena voluntad está dispuesta a reducir algunos espacios o incluso, hasta permitir que reubiquen a algunos de sus puestos, eso siempre y cuando también el grupo triqui se vaya del lugar.

“De los 25 puestos estoy dispuesta a dejar entre 15 o 18, mientras se desarrollan las pláticas. Si de verdad quieren que nos vayamos que inviertan gobierno del estado, municipio y comercios establecidos para que tengamos una plaza digna, sino tendremos que sumar organizaciones para defender los derechos de la gente”, puntualizó.