Con Trump, crece 35% deportación de oaxaqueños

El oaxaqueño Gualterio Santos en su negocio de Santa Ana California, llegó hace 31 años, empezó vendiendo en las calles y hoy tiene un negocio que factura 5 millones de dólares al año

Un exitoso empresario nacido en Oaxaca está a las puertas de ser devuelto a su tierra;en 2018, devuelven cifra similar a la población de Ejutla de Crespo

Gualterio Santos es un empresario oaxaqueño que vive en California y enfrenta hoy en carne propia la escalada anti migratoria del gobierno de Donald Trump: la amenaza de deportación.

La expulsión de migrantes oaxaqueños residentes en Estados Unidos creció 35.3% durante el segundo año del gobierno del republicano de Trump, señalan estadísticas de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob) consultadas por NOTCIAS.

De acuerdo a información de la cadena hispana Univisión, de periódicos californianos y despachos de la agencia Efe, Gualterio Santos llegó a Estados Unidos hace 31 años luego de entrar de manera ilegal desde Canadá. Ahí se ha convertido en un empresario exitoso tras empezar vendiendo flores en las calles de Santa Ana, California y consolidar una empresa que factura 5 millones de dólares al año, puesto que distribuye ramos en 150 supermercados de 3 estados de la Unión Americana.

El año pasado fueron expulsados del vecino país del norte 5 mil 198 oaxaqueños más que un año previo. En 2018 el gobierno de Estados Unidos deportó a 19 mil 926 mexicanos nacidos en Oaxaca mientras que en 2017 fueron 14 mil 728 los oaxaqueños devueltos por autoridades migratorias estadounidenses.

Los expulsados por Estados Unidos en 2018 son una cifra apenas superior a la población total de municipios locales como Asunción Nochixtlán, San Blas Atempa, similar a los habitantes de Santiago Jamiltepec o Ejutla de Crespo, y apenas menor a Ocotlán de Morelos o Valle Nacional.

Desde octubre, en que Santos fue detenido, al cierre de 2018, fueron deportados 4 mil 672 nacidos en Oaxaca de territorio estadounidense. El empresario oaxaqueño hubiera sido uno más de los 1 mil 795 paisanos expulsados del país del norte solo en octubre, mes en que fue detenido.

Persiste el flujo migratorio

A pesar de la polémica sobre la construcción del muro fronterizo con México, lo cierto es que se mantiene el flujo migratorio de oaxaqueños hacia aquel país, es incesante la partida de autobuses de la Central de Abasto de la ciudad de Oaxaca cargados de migrantes hacia los estados de la frontera norte, teniendo como destino Tijuana; quizá en uno de ellos se trasladó Gaudencia hace más de tres décadas.

También es cierto el endurecimiento de las labores de vigilancia de la Patrulla Fronteriza ha redituado en un importante repunte de las deportaciones de mexicanos, en general y los oaxaqueños en particular.

Los oaxaqueños representaron en 9.7% de total de los mexicanos expulsados, cifra que se situó en 203 mil 711 deportaciones en los doce meses de 2018. La “cuota” de los paisanos oaxaqueños deportados es mayor a la de 2017, cuando representaron el 8.8% del total nacional.

Gualterio y la ICE

Gaulterio Santos, de 47 años, casado y con 7 hijos, todos nacidos en Estados Unidos tiene en el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (ICE) a su peor pesadilla. Fue arrestado el pasado 19 de octubre para cumplir con una orden de deportación que pesaba sobre él desde el año 2000.

Su pequeña y boyante empresa brinda trabajo a 20 personas y, de acuerdo a un cable de Efe, “se ganó un lugar en la comunidad donde vive hace 18 años”; sin embargo, esto no ha sido suficiente pues la ICE le haya emplazado para que, en "tres meses" arregle sus asuntos y se marche del país.

Al oaxaqueño, luego de salir de un centro de detención le aclararon: “No por mucho tiempo te vas a quedar en Estados Unidos, te vamos a dar la oportunidad de que vendas tus cosas y hagas todo lo que tengas que hacer y te vas a México. No te queremos ver aquí", le dijeron.

Las autoridades migratorias de Estados Unidos deportaron, en promedio, 1 oaxaqueño cada 26 minutos en 2018, elevando la frecuencia de las expulsiones puesto que un año previo era uno cada 35 minutos.

En 2018, en promedio, EU sacó de sus fronteras a 54 oaxaqueños diarios mientras que en 2017 deportaba una media de 40 paisanos al día, siempre a partir de datos oficiales publicados por las autoridades.

Los oaxaqueños hombres son los que en su mayoría emprenden la aventura migratoria. En 2018 representaron 84% de los paisanos deportados, por 16% de mujeres. En proporción, es mujer apenas una de cada 6 devoluciones de nacidos en Oaxaca desde la Unión Americana.

Las mujeres oaxaqueñas, 3 mil 198 en 2018, son la segunda cifra más alta de deportadas por Estados Unidos entre las 32 entidades del país, apenas superadas por Guerrero.

En el gran total, Oaxaca es el segundo estado por cifra de deportados; Guerrero, con 22 mil 951 personas lidera la tabla estadística. Los otros 3 estados con mayor número de ciudadanos devueltos son Michoacán, Guanajuato y Veracruz.

Unidos por Gualterio

Hace dos meses, decenas de migrantes mexicanos tomaron las calles de Santa Ana, California, portando pancartas, gritando y llevando afiches en contra de la deportación de Gualterio Santos. Apenas una semana después de que fue emplazado a abandonar o “autodeportarse” de la Unión Americana.

“Con camisetas que decían ‘no deporten a este hombre de negocios, el paga impuestos, el no es criminal, unidad por Gualterio’, más de 300 personas marcharon con rosas en las manos por las calles de la ciudad del condado Orange, un bastión republicano”, señala el cable de la agencia internacional.

Hipotéticamente Gualterio tendría hasta fines de enero para salir del país, de acuerdo con el emplazamiento impuesto por Estados Unidos para su deportación.

Un vistazo a su perfil en redes sociales da cuenta que, hasta el jueves7 de febrero, oaxaqueño atendía su negocio abierto en Las Vegas Nevada, luego de prosperar en Santa Ana; cuenta además con una bodega en San José, California ya su producto es importado desde Ecuador y México.

Deportación de mujeres

En 2017, las mujeres oaxaqueñas representaron el 14.6% de los paisanos deportados, fueron devueltas a su tierra 2 mil 165 en 2017. Puesto en perspectiva, la deportación de oaxaqueñas repuntó en 47.7% de un año al otro al incrementarse en 1 mil 33 en 2018.

En 2018 el mes con mayor número de oaxaqueños devueltos fue marzo, con 2 mil 317 seguido de abril, con 2012, ese fue un bimestre fatídico para la ola migratoria zapoteca y mixteca.

En julio la migración tuvo su Guelaguetza, dado que fue el mes con menor número de repatriados de manera forzada desde EU: 1 mil 180 paisanos, el segundo mes con menor deportación fue junio, con mil 390.

En promedio, en 2018 fueron devueltos a Oaxaca 1 mil 660 migrantes contra 1 mil 227, la media en 2017.