Pide Arzobispo de Oaxaca ser generosos con pobres

Èrick RíosÈrick Ríos

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos demandó a quienes han podido obtener bienes materiales ser pobres, sencillos y humildes de corazón y ser generosos con quienes carecen de patrimonio.

“Aprendan a desprenderse, porque Dios bendice a los generosos”, asentó.

En la homilía de la misa dominical, celebrada en la Catedral de La Asunción, el pastor religioso pidió compartir lo que Dios ha dado y hacer feliz al hermano, porque en Oaxaca se vive con grandes pobreza y necesidades.

“Quien reconoce que Dios le ha dado todo, necesita compartir, para que Dios lo siga bendiciendo”, apuntó.

Pues –subrayó–, a los egoístas no los bendice, porque solo piensan en ellos, ni siquiera en Dios, ya que se creen dueños y señores de todo.

“No se pueden sentir más que los son pobres en bienes materiales, se puede no decir no vales porque no tienes y yo si tengo”, indicó.

Requirió especialmente a los habitantes de la ciudad de Oaxaca ser generosos y respetar a los indígenas sencillos y humildes que viven en la montaña,  donde se habla una lengua distinta al castellano.

“Son tan grandes como nosotros, valen tanto como nosotros. Así tenemos que vivir respetando y valorando”, señaló.

De este modo, destacó que la mayoría vea a los indígenas como hermanos, se acabarán los conflictos y las luchas.

“Cuánto sufrimiento y dolor hemos causado nosotros, porque nos queremos sentir dominadores de otros pueblos, cómo queremos ser felices si les estamos quitando la paz y lo que les pertenece, si los estamos atacando porque no saben defenderse”, cuestionó.

No obstante, resaltó que el pueblo de Oaxaca, sobre todo, el indígena, es generoso, a pesar de su pobreza y tantas necesidades, porque se desprenden fácilmente.

“Mis hermanos me dan lo que tienen, un puñito de frijol, un puñito de maíz, tortilla, pan y fruta”, refirió.

Incluso, Vázquez Villalobos dijo que las personas humildes y pobres, a veces le parten el alma y el corazón, por su generosidad.

“Me saludan y me dan un billete, entonces les digo ‘usted lo necesita más que yo’ y me responden ‘yo se lo quiero decir, porque Dios me seguirá bendiciendo y me seguirá dando’, y lo tengo que recibir. Por eso, hay que aprender a ser desprendido y ser generoso, para seguir recibiendo las bendiciones”, terminó.

Llaman a alistarse para recibir a nuevo Obispo

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos agradeció a Dios por el nombramiento del nuevo obispo de la Diócesis de Puerto Escondido, Florencio Armando Colín Cruz, y demandó a los católicos de la región de la Costa, “ser un pueblo de Dios que sabe amar a sus pastores y que sabe ser dócil a ellos”.

“Que también sepa escuchar y a la vez, responder a Dios, para vivir en la fe y llenar de gozo y alegría a su pastor”, asentó.

En un mensaje, el religioso dijo que conoce y entiende la alegría, el gozo y la gratitud a Dios del pueblo católico de la Diócesis de Puerto Escondido, porque ya tiene un nuevo pastor.

“Están esperando encontrase con él, para compartir la vida de fe y dejarse conducir por el espíritu divino, a través de la labor ministerial y episcopal de su nuevo obispo”, señaló.

A los sacerdotes, también reclamó “vivir en comunión y permanecer unidos con su obispo, por ser la invitación que hace Dios para que el mundo crea”.

“Que sea el guía que pidieron a Dios y que todo sea para la gloria de Dios”, asentó.

Por último, Vázquez Villalobos felicitó a la Diócesis de Puerto Escondido y pidió prepararse para recibir a su nuevo pastor, el 4 de abril, “con gozo y alegría”.

El sucesor

El actual obispo de Thimida Regia y auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México, Florencio Armando Colín Cruz reemplazará como obispo de la Diócesis de Puerto Escondido, al ahora arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos.