Violan intimidad de mujeres en Internet

Sin Ley que castigue Violencia Digital
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Olimpia Coral Melo Cruz, fundadora de la Colectiva Frente Nacional para la Sororidad desde 2013

Los altos índices que reporta Oaxaca de feminicidios se apareja con la violencia digital que se vive, pero que no se sanciona.

En sitios web de pornografía circulan más de dos mil videos de mujeres oaxaqueñas que en su mayoría fueron grabadas sin darse cuenta, pero nada detiene su difusión.

“Si queremos encontrar documentación de feminicidios y mujeres violadas, vayamos al espacio digital donde incluso se venden packs (conjunto de fotos y videos íntimos de una persona) en mercado libre”, denunció Olimpia Coral Melo Cruz, fundadora de la Colectiva Frente Nacional para la Sororidad desde 2013.

La activista que desde que su intimidad fue violada al difundirse un video teniendo sexo, ha dado acompañamiento a víctimas de violencia digital y conformado un mapa que le permite asegurar que después de la Ciudad de México, el Estado de México y Puebla, Oaxaca y Veracruz se encuentran en el tercer lugar del país en incidencia.

Fuera de la Ley

“Cuando a mí me pasó no sabía a dónde acudir, porque no hay protocolos en las instituciones y se cree que lo virtual no es real”, relata en entrevista con NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca y recuerda el nombre que le daban a esta práctica: “le decían porno venganza”.

De inmediato Coral cuestiona el término que es revictimizante al “hacer referencia a una industria como tal" y que "algo hizo la mujer para que se vengaran de ella”, cuando en realidad es difusión de contenido íntimo sin autorización, es decir violencia sexual en internet o digital.

Uno de los tabús para la negación de la justicia a las mujeres en este ámbito es que “lo virtual no es real” y que se cree que ellas tuvieron la culpa por hacer sexting (anglicismo que se refiere al envío de mensajes o imágenes sexuales o eróticos), a la par de que no hay instrumentos legales y jurídicos para realizar una investigación.

Actualmente sólo entidades como Zacatecas y Puebla reconocen la violencia digital. En Oaxaca se tipificó la violencia cibernética, “pero está acotada a que sólo es el intercambio de contenido erótico sin consentimiento”, cuando implica muchos tipos de violencias digitales que se deben visibilizar.

Promoverán iniciativa

Por ello, a invitación del diputado Noé Doroteo Olimpia Coral participó este viernes en la 64 Legislatura local en un foro sobre violencia digital y entregará la propuesta para que a través del legislador, promueva el proyecto de reforma que es la voz de las sobrevivientes de este delito que aún no se reconoce.

“Ya no es necesario raptarnos físicamente o tomar a varias mujeres para comercializarlas si hoy pueden robar nuestras fotos de los perfiles en nuestra cuenta y llevarnos a catálogos”, como le ocurrió a Fernanda Moreno, a quien “ofrecieron” en un catálogo digital al Senador Ismael García Cabeza de Vaca.

En Puebla, de donde es originaria, propuso la primera reforma del Código Penal para cambiar el delito de ultrajes a la moral que sólo sancionaba a quien compartiera contenido íntimo de una persona o menor de edad, pero la congelaron en dos ocasiones.

“La violencia digital se perpetúa a través de las redes sociales, dispositivos o cualquier contenido en internet, afecta más a mujeres que a hombres por su hipersexualización

Se trata de la misma violencia sistemática machista o patriarcal que se traspasa al contexto digital que la perpetúan con dos agravantes, la viralidad y complicidad de las personas que se escudan en el anonimato.

Sexting y violencia

Todo empezó cuando difundieron un video de ella teniendo sexo con su pareja, lo que la obligó incluso a cambiar de lugar de residencia. Olimpia tuvo una relación sexual con consentimiento, pero nunca aceptó que la videograbaran o se difundiera.

Desde esa fecha se ha dado a la tarea de rastrear la violencia digital y ha encontrado que en Oaxaca existen al menos 250 mercados de explotación digital montada en twitter y en facebook, mientras que hay más de dos mil videos de mujeres oaxaqueñas exhibidas en servidores de la industria de la pornografía.

“90 por ciento de esos videos que llaman caseros en realidad son chicas que no saben que son exhibidas”, ya que las graban con prácticas como “por debajo de la falda” o “por debajo de la mesa”, delitos para los que no hay sanción porque no existen en la Ley.