Denuncian abuso en cobro de pasaje

Habitantes de Ciudad Yagul
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Lo que inició como una manifestación de inconformidad contra la línea de Transporte ATSA, se convirtió en amenazas por parte del Ayuntamiento de Tlacolula hacia vecinos de la Ciudad Yagul, quienes rechazan el arbitrario aumento de tarifa por el servicio de transporte público, que pasó en menos de dos años y medio de 15 a 20 pesos.

En conferencia de prensa, integrantes de la Comisión de Transporte y el Comité de Vigilancia de ese asentamiento humano, ubicado en inmediaciones de Tlacolula de Matamoros, denunciaron la actitud de las autoridades de ese municipio, encabezadas por su edil Carlos León, quienes a todas luces respaldan a los empresarios y no a los ciudadanos, dijeron.

En voz de Perla Ivonne Aquino Pacheco, informaron que de la noche a la mañana, ATSA colocó cartelones anunciando un nuevo incremento de pasaje que pasó de 18 a 20 pesos.

“A penas hace dos años y medio la empresa expuso ante la asamblea la necesidad de realizar un incremento a su tarifa que entonces era de 15 pesos a 18, debido a las condiciones que enfrentaban por los costos de combustible entre otros, nosotros aceptamos con la condición de que mejoraran las condiciones de unidades, colocaran paradas específicas y controlaran la conducta de sus choferes, nada cumplieron”, dijo.

Agregó, que hace 15 días solicitaron al representante legal de la empresa una plática para abordar el tema y éste los remitió con la autoridad municipal.

“En esa ocasión el presidente Carlos León se manifestó también en desacuerdo con el incremento y se ofreció como mediador para resolver el asunto, sin embargo a pesar del acuerdo de una segunda reunión de conciliación de partes ya no se presentó ni él ni nadie del ayuntamiento”, denunció Aquino Pacheco.

Apuntó que al contrario, algunos enviados del presidente los amedrentaron con la advertencia de que si realizaban algún tipo de movilización en protesta levantarían las actas correspondientes y procedían a las sanciones contra quien lo hiciera.

Aseguró que en ningún momento actuarían de esa manera pues apuestan a la legalidad y por ello, han solicitado tanto a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como a la de Movilidad del Estado de Oaxaca, su intervención.

Además de ese medio, el servicio de ese tipo lo otorgan taxis colectivos que cobran 25 por pasaje, ambos casos afectan fuertemente la economía de la población que los utiliza.

“No nos negamos a una alza prudente siempre y cuando la empresa cumpla también con los compromisos que tienen pendientes, porque no es posible que se abuse de la necesidad de la gente que debe trasladarse hasta la ciudad para trabajar”, puntualizó.