Amarga crisis del café en la Cuenca

Precios, en picada
LiraLira

Productores esperan que los precios incrementen

TUXTEPEC, Oax- A pesar de la crisis económica, social y de inseguridad que se vive en la Cuenca del Papaloapan, los productores de café en la comunidad Rancho Grande, buscan sobrevivir y seguir teniendo la cooperativa Ñeey que ha sido sustentable desde su creación, en 1998.

Alrededor de 71 socios de la cooperativa están buscando mayores puntos de comercialización, tanto a nivel nacional como internacional, porque están seguros de la calidad de café que producen en la zona.

Esperan más apoyos y que estos sean reales por parte de las depedencias gubernamentales, expresó Olegario Cruz Martínez, presidente de Café Ñeey.

El productor comentó que la comercialización con la que cuentan actualmente, tanto en grano como pulverizado, es del agrado de personas tanto de Tuxtepec como de Valle Nacional.

"Estamos conscientes que el precio ha caído bastante durante lo que va del 2019, pero seguimos luchando por mantenernos", explicó Cruz Martínez.

Mencionó que aparte de producir la cereza del café, también lo procesan para poder darle valor agregado al producto final.

Hasta el momento tienen 9 variedades resistentes a la roya (plaga que afecta al grano), con la intención de ampliar más el mercado invitando a la ciudadanía a que consuman lo producido en la región Cuenca, además de que es un café de altura o calidad.

Cruz Martínez dijo, que de los 17 socios, cada uno tiene al menos 2 hectáreas, por lo que se esperan 140 a 200 hectáreas sembradas en la comunidad y así obtener el doble de cosecha, "en dos años estaremos en plena producción" además de que dan plazas laborales directa e indirectamente.

Explicó que el proceso de cosecha se desarrolla del mes de octubre al mes de enero, por lo que esperan tener mayor apoyo gubernamental para continuar la cooperativa sustentable que han formado, porque anteriormente eran una sociedad de producción rural, sin embargo en el año 2016 se cambiaron a regimen fiscal por las necesidades del grupo.

Dejando a un lado los intermediarios, debido a que las ganancias se quedan con ellos y los productores no están recibiendo nada, actualmente están saliendo al límite con sus utilidades.