Impulsan a redes de comunicación indígena

Las quieren en todo el país

Los impulsores en Oaxaca de las redes comunitarias de telefonía celular buscan que el Gobierno Federal amplíe ese servicio a todas las poblaciones rurales del país que carecen del mismo  y cumplirles las expectativas de contar con sus propios sistemas de comunicación.

Para lograrlo, la organización oaxaqueña Telecomunicación Indìgenas Comunitarias AC (TIC-AC), Redes por la Diversidad, Equidad y Sustentabilidad AC, y Rhizomática Comunicaciones, presentaron -en el marco del evento Telecomunicaciones Comunitarias y Autonomía Tecnológica-  el documento “Elementos Fundamentales para una Política de Cobertura Plena de Telecomunicaciones en México”.

El texto, que contiene nueve recomendaciones dirigidas al Ejecutivo Federal, para la comunicación de zonas no atendidas, aporta elementos para la creación de nuevas políticas y soluciones para el desarrollo de las comunicaciones y atender, desde la mirada local, al 40% de las personas que en México aún carecen de acceso a internet en las zonas rurales.

Basados en la experiencia de creación y estudio de redes de comunicación operadas por los pueblos y comunidades indígenas, señalan las causas más importantes que han impedido la existencia de redes de comunicación en esas zonas o limitado su expansión.

Las recomendaciones, se centran en la generación de un entorno habilitante que permita que las redes de las comunidades ya existentes puedan crecer y articularse hasta lograr una plena cobertura nacional.

Destaca, que las políticas de conectividad operadas con diferentes nombres como México Conectado, por ejemplo, se han desarrollado bajo la premisa de que instalar infraestructura y capacitar al usuario son los únicos elementos necesarios para lograr la conectividad.

“Durante 20 años toda la política y regulación de las telecomunicaciones en México se ha basado en los grandes operadores, para los cuales no existe caso de negocio en zonas no atendidas. La política ha consistido en subsidiar la ineficiencia de los grandes operadores en esas zonas”, indica el texto.

Agrega, que mientras esas políticas mostraban su fracaso, la necesidad de comunicarse fue generando iniciativas comunitarias y locales, como la del 2016 en que junto con 16 comunidades indìgenas de Oaxaca TIC-AC logró la primera concesión social indígena en la Historia de México para administrar y operar redes de telecomunicaciones y radiodifusión autónomas.

“Si buscamos una cobertura plena de servicios para todas las y los mexicanos, requerimos eliminar las barreras que impiden a las iniciativas comunitarias, crecer y sostenerse en las áreas en que son más eficientes”, señala.  

Entre las propuestas que realizan para generar un entorno habilitante para los operadores que atienden aquellas zonas están: sistema ágil y simple de licenciamiento, posibilidad de participar en los programas gubernamentales de cobertura, acceso al espectro, a fibra y recursos.