Aprenden mujeres defensa personal

Identifican zonas de riesgo

Mujeres aprenden a defenderse tras crecimiento de agresiones callejeras

El aumento de la violencia contra las mujeres tanto en los espacios públicos como en los privados, llevó a que una veintena de niñas, adolescentes, jóvenes y adultas mayores que habitan en un mismo barrio, decidieran aprender defensa personal.

Así, a iniciativa Víctor, profesor de artes marciales, las mujeres comenzaron a reunirse todos los viernes por la noche para conocer técnicas que las vuelva menos vulnerables a una agresión desde el acoso verbal hasta el acoso físico.

Las clases no se reducen a la enseñanza de técnicas de golpes, sino también a brindar confianza y seguridad al estar frente a un agresor, ya sea en la calle, la escuela o el trabajo.

El primer momento para la defensa personal, explica ante un salón repleto de mujeres, es estar alerta para poder identificar el riesgo y evitarlo. Si ese primer momento no es posible el siguiente es frenarlo haciéndole saber al agresor con voz alta, fuerte y sin miedo, que no están dispuestas a tolerar algún ataque por ejemplo cuando se trata de un “piropo” hecho que constituye acoso sexual.

El siguiente paso es tomar distancia, y el último recurso son los golpes sin titubeo, de manera contundente ya que un momento de duda podría colocar en un mayor riesgo a la víctima.

“Si decidimos usar los golpes es hasta el final ya que eso conlleva una responsabilidad ya que representa lesionar a una persona, pero también si se falla podría ser que no haya otra oportunidad para librarse del agresor”, expuso.

Se corre mucho peligro

Luz María, habitante de la Colonia La Cascada llegó a la clase acompañada de su hija, ambas determinaron asistir ante el incremento de casos de acoso sexual callejero, los casos de rapto de mujeres en todo el país y el alza de robos a transeúntes. “Estamos corriendo mucho peligro. Hay mucha inseguridad y creo que es importante que conozcamos lo básico para poder defendernos de la delincuencia”, expuso.

“Existe temor cuando vamos en la calle, por la mañana cuando llevo a mis hijas a la escuela me voy caminando y nos da miedo cuando pasan junto a nosotros los hombres, apuramos el paso y si se puede nos cambiamos de banqueta”, abundó otra vecina.

A partir de la ola de violencia contra las mujeres que se evidenció aún más con las denuncias de intento de secuestros en el metro de la Ciudad de México , de asesinatos de mujeres en el caso de Oaxaca y acoso callejero, a través de las redes sociales comenzaron a difundirse videos con técnicas de defensa personal para mujeres.