Patrón no pagará impuestos por contratación de empleadas domésticos

CIUDAD DE MÉXICO.- La contratación formal de trabajadores domésticos no implicará pago de impuestos, aseguró José Guadalupe González Murillo, socio de la práctica de seguridad social y remuneraciones en KPMG.

La determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SPJN) señala que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene 6 meses en 2019 para crear un programa piloto para la incorporación de trabajadores domésticos a la formalidad y 18 meses para presentar una iniciativa de ley.

De acuerdo con el programa piloto al que miembros de KPMG tuvieron acceso, la contratación de trabajadores domésticos no implicará ninguna relación con el SAT, ni generará pagos de impuestos.

Los trabajadores tendrán seguro de salud, riesgo de trabajo, maternidad, invalidez, pensión, seguro de vida y guarderías, pero no acceso al fondo de vivienda, de acuerdo al programa piloto, comentó González Murillo.

De inicio preocupaba que al contratar a un trabajador doméstico una ama de casa tuviera que registrarse como patrón ante el SAT, pero ahora se sabe que, a diferencia de cualquier otra actividad económica, sólo tendrán que pagar una cuota del IMSS para sus empleados, pero no impuestos, destacó González Murillo.

"Una trabajadora tendrá que registrarse para que le den su número de seguridad social y con esta información podrá pedirle al IMSS un recibo de pago,que será una línea de captura para que el patrón pague la cuota en cualquier sucursal bancaria", explicó.

No obstante, el pago de cuota del IMSS aumentará el costo de contratar un trabajador doméstico hasta 30 por ciento si gana el salario mínimo, afirmó.

"Con el salario mínimo, es decir 3 mil 80 pesos al mes se tendrá que pagar una cuota de 904 pesos".

Desafíos para el IMSS

La afiliación de las trabajadoras del hogar al IMSS se considera un desafío debido a que se tienen que plantear reglas y fórmulas para financiar esta protección, señaló Helmut Schwarzer, experto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En México hay 2 millones 376 mil 45 trabajadores en servicios domésticos, al tercer trimestre de 2018, según cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, para los cuales será obligatorio pertenecer al IMSS.

El Instituto inició un programa piloto para afiliar a estos trabajadores después de que la Suprema Corte de Justicia emitiera una sentencia en la cual ordena que se garantice que estas personas tengan acceso a servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos, obstétricos, incapacidades, pensión por invalidez y vida, fondo para el retiro, así como prestaciones sociales, principalmente servicio de guardería y velatorios.

Antes de dicha sentencia, la afiliación al Instituto era voluntaria y solo a través del seguro facultativo, es decir, solo se tenia atención médica pero sin otros beneficios como un fondo para el retiro.

"A principios de diciembre la Suprema Corte requirió al IMSS que presente durante la primera mitad del año 2019 un propuesta de incorporación de las trabajadoras del hogar un proyecto piloto para su afiliación obligatoria.

Es un desafío para el próximo año o año y medio porque se deben construir reglas, mecanismos de operación, colaboración entre IMSS y otras instituciones, diseminar la información y hacer cálculos como financiar la protección social a las trabajadoras del hogar", describió Schwarzer.