Ofrece Cardenal unción a enfermos

Cd. de México, México.- En misa en la Basílica de Guadalupe, el Cardenal Carlos Aguiar unció a enfermos, principalmente adultos mayores en etapa terminal.

El Arzobispo Primado de México celebró, como cada año, la Jornada Mundial del Enfermo, en el marco de la festividad de la Virgen de Lourdes.

Los 35 pacientes llegaron al santuario en camillas o en sillas de ruedas cargadas por sus familiares.

En tanto, el Cardenal, junto con miembros del Cabildo, les brindaron el sacramento que consiste en colocar a los dolientes aceite bendito en la frente.

"Hermanos que están aquí para recibir la unción de los enfermos, tengan la certeza que todos los que estamos presentes pediremos por ustedes y también por todos los demás enfermos. Lo hacemos junto con toda la Iglesia universal para que tengan esa experiencia de que la gracia de Dios está con ustedes.

"Ustedes se preguntarán ¿cómo puedo servirle a Dios estando postrado y enfermo? La fortaleza que manifiesten en aceptar las condiciones adversas será el testimonio más grande de que Dios está con ustedes", dijo Aguiar durante la homilía.

Explicó que la enfermedad le toca a cualquier ser humano en cualquier etapa de su vida, por eso se tiene que pedir salir de esos padecimientos.

Se retiro clérigos, por abusos

En los últimos nueve años, en México han sido retirados del ministerio sacerdotal 152 clérigos, dijo hoy el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, a unos días de participar en el Vaticano en la reunión de obispos y presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, y que será especialmente sobre pederastia clerical.

El prelado regio asistirá en su función de presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

"Algunos delincuentes sacerdotes están en la cárcel, otros han sido ya suspendidos de su ministerio sacerdotal", expresó hoy en su rueda de prensa dominical.

"En lo que va de estos últimos nueve años han sido retirados del ministerio 152 sacerdotes, algunos, por el tamaño de la culpa, han tenido que ir a la cárcel, algunos ya compurgaron la culpa, otros están todavía haciéndolo".

Fue en septiembre cuando ante escándalos de abusos sexuales por parte de sacerdotes en Chile y Estados Unidos, el Papa Francisco convocó a esta reunión, que será del 21 a 24 de febrero, para adoptar medidas que permitan erradicar esas agresiones.