Indígenas, al timón de manejo de agua

Luz verde tras decreto de AMLO
Mario Jimenez LeyvaMario Jimenez Leyva

Diversas organizaciones han protestado por lo que consideraban privatización del agua

Una vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador emita el decreto presidencial que deje sin efecto la veda impuesta desde 1967 a 16 comunidades zapotecas de los Valles Centrales, la región Xnizaa se convertirá en la primera zona reglamentada del país donde un acuífero sea coadministrado entre comunidades y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El encargado de la coordinación de derechos indígenas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Hugo Aguilar Ortiz, informó que para que se levante el decreto de veda hace falta que la Conagua publique un estudio técnico justificativo actualizado del acuífero que fue rescatado por diferentes acciones que realizaron integrantes de la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA).

Levantar veda

Estimó que a más tardar en cinco meses, es decir en julio, se levantará el decreto de veda, ya que antes la Conagua debe publicar el estudio técnico justificativo y elaborar la propuesta de decreto para ponerla a consideración del presidente.

“Lo que se impulsa se ancla en el derecho de autonomía de los pueblos indígenas, que no es absoluta, sino que se tiene que reglamentar para lograr que ellos mismos coadministren sus recursos hídricos”, abundó.

A su vez, Carmen Santiago Alonso, directora del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, destacó que la perseverancia y constancia del movimiento de los campesinos que realizaron obras de captación de agua son el fundamento técnico para que el Tribunal Superior de Justicia Fiscal y Administrativa, con sede en la Ciudad de México, les otorgara una resolución judicial el 8 de abril de 2013 para empezar a levantar la veda.

“Estamos en la cuarta etapa de la consulta indígena que empezó en agosto de 2015, dos años después de que el Tribunal resolvió. En la administración federal pasada remamos contra corriente”, analizó.

Después de años

Es hasta este año cuando se ve el fruto de su organización y de trabajo “por el bien común desde el 2008” permitió construir una técnica de captación de aguas pluviales, que consiste en sembrar agua a través de pozos de absorción, retenes, muros con piedras apisonada en los arroyos y ollas en zonas agrícolas.

Debemos ser corresponsables con las diversas instancias de Gobierno, se tiene la capacidad de ser corresponsables en el tema de agua por la siembra que hemos hecho, la capacidad organizativa

Los resultados, consideró, “van a beneficiar a quienes participan directamente y más allá” en un momento que el nuevo Gobierno Federal “nos da la confianza de exigir que se cumplan las demandas ancestrales que tenemos los pueblos indígenas”, dijo la líder indígena encargada de entregarle el bastón a Andrés Manuel López Obrador el día que tomó protesta como presidente de México.

Reuniones

Apenas el miércoles pasado se celebró una reunión entre autoridades federales e integrantes de la COPUDA, la Conagua estimó un volumen de 6 millones 164 mil 829.79 metros cúbicos de agua que se podría otorgar a las 16 comunidades zapotecas para su administración.

En la reunión realizada en San Antonino Castillo Velasco se cuestionó que el Banco JP Morgan haya recibido de Conagua una concesión que al año le permite extraer 57 mil 24 metros cúbicos de agua.