Isaac reportará con Piratas

TRAS UNA LESIÓN

Isaac Jiménez, tras vivir la conquista del campeonato con Sultanes de Monterrey, retorna a Piratas en este 2019.

Tras haber vivido la alegría de la conquista del campeonato con los Sultanes de Monterrey, el pitcher oaxaqueño Isaac Jiménez Marín se reporta listo para volver a la actividad en la Temporada 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) luego de una lesión en el 2018, en su retorno a los Piratas de Campeche.

Isaac Jiménez formó parte de los Sultanes en la pasada serie final (Serie del Rey) frente al equipo de su entidad, los Guerreros.

A pesar de que por dicha lesión en su brazo de lanzar no estuvo activo en el roster, sí formó parte del club regiomontano. Vistió el uniforme y vivió los juegos en el dugout sultán, incluso viajó con el plantel a la capital oaxaqueña para los tres partidos que se disputaron en esta ciudad.

Ahora, Isaac volverá a los Piratas de Campeche en la campaña 2019 luego de que el viernes directivos de la novena filibustera lo contactaran vía telefónica, para informarle que deberá reportar en los primeros días de marzo a la pretemporada, por lo que el día 1 de ese mes viajará rumbo a la Península.

Isaac Jiménez tuvo salidas interesantes en el primer campeonato del 2018 con Monterrey pero en el segundo torneo (2018.2) atravesó por una lesión en su codo derecho.

Evitar llegar al quirófano, ha significado un proceso de recuperación y de rehabilitación de varios meses.

Por tal motivo, decidió respetar la decisión de su cuerpo técnico en Sultanes, de desactivarlo en la serie final y continuar trabajando para recuperarse.

Isaac Jiménez debutó en la LMB en el 2013 con Campeche. En esa primera campaña solo lanzó en tres juegos, por supuesto, con los Piratas, novena que le ha otorgado la confianza para desempeñarse y desarrollarse en el beisbol profesional.

Para el 2016 tuvo cuenta de cuatro ganados y tres perdidos con los filibusteros.

Sin embargo, durante la temporada del 2017 fue enviado a préstamo con los Sultanes de Monterrey, año en el que finalizó con un sobresaliente porcentaje de carreras limpias (PCL) de 2.00, con récord de un ganado y cero perdidos.