No sean rebeldes sin causa: AMLO

Mensaje a la CNTE

HUETAMO, Michoacán.- El Gobierno federal cumplirá con sus demandas, pero nada de intransigencias, exigió el Presidente Andrés Manuel López Obrador al magisterio.

Sin mencionar a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ni los bloqueos a vías férreas en Michoacán, el tabasqueño les advirtió que no se puede ser rebelde sin causa.

"Les digo a los maestros: espérenme, tengan un poco de paciencia, se va a resolver el problema, todo se va a atender en el sexenio, es mi compromiso. Pero no lo puedo hacer de la noche a la mañana.

"No se puede ser rebelde sin causa. Nada de intransigencias y que estén esperando que así me van a provocar y que voy a usar la fuerza pública para que me acusen de represor, de autoritario. No, yo no soy lo mismo. No voy a caer en ninguna provocación", advirtió.

El Mandatario federal llegó a la entidad, donde entregó apoyos agrícolas, con vías férreas bloqueadas por la CNTE.

Previo a su llegada a la ExpoFeria Huetamo, donde arribó dos horas tarde por rodear puntos tomados por el magisterio, se registraron jaloneos entre disidentes y la policía estatal.

Para no incrementar la tensión, al menos 200 granaderos se movieron a calles aledañas, mientras los inconformes bloquearon la avenida principal para pedirle a López Obrador cumplir su pliego petitorio, que no sólo incluye pagos retrasados sino también reposición de plazas y más prestaciones.

Cuando el tabasqueño apareció, los maestros pidieron hacer una valla para que la camioneta que trasladaba a López Obrador entrara.

Divididos

Esta fue una de las visitas más caóticas del Primer Mandatario; los integrantes de la Ayundantía soltaban golpes a todos en un intento por acelerar el paso del Presidente.

Ya en el templete, el tabasqueño observó una multitud, de alrededor de 5 mil personas, totalmente dividida: el Gobernador Silvano Aureoles logró que las primeras filas fueran para sus seguidores y atrás los simpatizantes morenistas.

Los gritos de ambos bloques --a favor y en contra del Mandatario estatal-- chocaron durante todo el acto protocolario, incluso, algunos comenzaron a lanzarse botellas.

Al tomar el micrófono, el tabasqueño sentenció: "Debemos procurar la unidad de todo el pueblo, o ¿quieren pelearse?

"A ver, ¿qué quieren?, ¿pleito o reconciliación?". La gente respondió que unidad.

El Mandatario ironizó diciendo que la tierra caliente, es caliente, pero se debe tener cabeza fría.

"¿Y ustedes creen que yo no sabía a dónde venía y que estaban caldeados los ánimos? Claro que sí, pero por eso vengo; si no, me quedó allá, en la Ciudad de México, en una reunión controlada para que nada más pasen los aplaudidores. No, aquí venimos a hablar abiertamente, de frente y sin guardaespaldas", advirtió.

Aseguró que está trabajando con el Gobernador, por lo que pidió respeto, pues prácticamente su discurso no se escuchó ante la mezcla de gritos.