Vibra la Arena San Francisco

Lucha libre
Julio César Sánchez GarcíaJulio César Sánchez García

El vuelo de Penta Zero Miedosobre Bárbaro Cavernario.

De nueva cuenta abrió sus entrañas la Arena San Francisco, y así como en sus tiempos de gloria, los gritos de emoción de un público ávido de un buen espectáculo, se volvieron a escuchar, y  disfrutaron de un cartel de lujo de lucha libre.

En la lucha súper estelar se presentó el príncipe de plata y oro, Místico, el cual estuvo acompañado de Bárbaro Cavernario, para enfrentar a Penta Zero Miedo y Rey Fénix, los cuales fueron recibidos con una señora paliza por parte de los primeros, quienes lograron de esa manera llevarse la primera caída.

Para la segunda, los científicos lograron recuperarse y empatar los cartones, esto, gracias a espectaculares evoluciones.

En la tercera, cuando todo parecía que la victoria sería para los científicos, Bárbaro Cavernario fauleó a Penta Zero Miedo, declarando el güero Noriega, el triunfo para el bando de Místico y Cavernario.

En la lucha semifinal y para fascinación de grandes y pequeños, se presentaron los luchadores minis, por el lado de los técnicos, Microman y Gallito, para enfrentar a Chamuel y Guapito V.I.P.

La primera caída fue para los tremendos rudos, que aunque pequeños, demostraron la grandeza de su rudeza ante unos técnicos que no sentían lo duro sino lo tupido.

Sin embargo, en la intermedia, los científicos lograron emparejar las acciones con tremendo vuelo entre primera y segunda por parte de Microman.

En la tercera Chamuel, en una distracción del referí, El Gran César, fauleó a Microman para ponerlo en espaldas planas y de esta manera llevarse la victoria.

En la cuarta , los hermanos de sangre ruda, Fantasma  Blanco Junior y Endeavor, dieron cuenta de Rey Águila, antes Súper Águila, y de Príncipe Cóndor.

En la tercera de la tarde,  Challenguer Junior y Cataleya se acoplaron perfectamente para saborear el triunfo ante dos rudos que combinaron la juventud y experiencia, Zombi y Tormenta.

En la segunda, Tony Cisneros Junior y Venum, demostraron que simplemente no hay rivales para ellos, al imponerse a Pegaso y Xtreme Fly.

Para calentar lona, Puma Rojo Junior y Gravity dieron cuenta de Challenguersito y Tamuz, jóvenes promesas de la lucha libre oaxaqueña, que se están preparando para ser parte de la constelación luchistica de Oaxaca.

En esta gran reapertura de la catedral de la lucha libre oaxaqueña, estuvieron presentes, El Zombi, Rigo Cisneros, El Increíble, Águila Imperial, así como integrantes de la Comisión de Box y Lucha Libre Profesional de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, los cuales desearon éxito a Producciones ROSFER, y le pidieron que no dejen caer el proyecto, así como se impulse a los luchadores oaxaqueños, para bien de este grandioso deporte.