Pago a padres deja a la deriva a estancias

CastañedaCastañeda

Responsables de estancias infantiles de Tuxtepec buscarán apoyo del estado y gobierno municipal para continuar operando

TUXTEPEC, Oax.-Los cambios en el programa de estancias infantiles que anunció el gobierno federal, el recorte al presupuesto y el otorgar apoyos directos a los padres de familia, pega a las estancias locales que están a la deriva y corren el riesgo de cerrar al disminuir la matrícula de alumnos casi 50 por ciento en algunos casos.

Desde hace un mes parte del padrón de guarderías, 19 en Tuxtepec, optó por dar el servicio de forma particular con cuotas accesibles con la esperanza de que la situación mejorara, pero ha comenzado el ausentismo de infantes.

Keila Parra, responsable desde hace doce años de la estancia Chispita de Ternura, señaló que los cambios afectan a las estancias que recibían un subsidio de 950 pesos por infante atendido; la cuota de los pads apenas si les alcanzaba para lo mínimo: dos alimentos por día, renta, pago de personal y servicios básicos, explicó.

En 2007 que inició el programa el apoyo ascendía a 700 pesos por infante y en más de una década solo lograron que aumentara 250 pesos.

Sabina Raymundo Conde, de la estancia infantil Angie ubicada en la colonia La Rosalía, también con doce años de servicio, indicó que no pueden pedir a los padres que entreguen los mil 600 pesos que recibirán de forma bimestral.

Verónica Parra de la estancia infantil Fulanitos Felices agregó que si las mamás reciben el recurso están a la expectativa de decidir llevar a los menores a la estancia, de tal manera que los cambios en el programa dejan a los niños sin atención, porque corren el riesgo de que algunas personas opten usar el recurso para algo más y no destinarlo al cuidado de los niños.

Matrícula de niños disminuyó más del 50 por ciento

De las estancias que se encuentran en Tuxtepec todas trabajan de forma particular por ahora y si deciden continuar tendrán que demandar una cuota más onerosa, con el riesgo de que los padres no puedan hacer la aportación, como comienza a ocurrir.

La matrícula de las estancias en algunos casos disminuyó 50 por ciento, hay casos donde los papás dijeron que no la pueden apoyar y de 50 niños solo se han mantenido 16. Las responsables reconocen que los inmuebles donde laboran no fueron creados para guardería, pero fueron adaptados y el personal cuenta con los certificados necesarios, son lugares seguros