Segundo descalabro

Serie del Caribe 2019
AFPAFP

Japhet Amador es eliminado en la intermedia.

Los Leñadores de las Tunas de Cuba derrotaron ayer 3-1 a los Charros de Jalisco de México, en la segunda fecha de la Serie del Caribe de beisbol, que se disputa hasta el domingo en Ciudad de Panamá.

Los cubanos, que ganaron su primer partido de la Serie, realizaron un buen partido en defensa, bajo la batuta del abridor Lázaro Blanco, con tres ponches y tres imparables en ocho episodios.

Pero el verdadero protagonista fue el cuarto bate y jardinero izquierdo Alfredo Despaigne.

El refuerzo de la liga japonesa fue el mejor artífice de la artillería cubana, con tres carreras impulsadas y tres imparables en cuatro turnos al bate.

La tropa caribeña marcó sus dos primeras rayitas en el tercer episodio, cuando Despaigne comenzó su monólogo, con un sencillo al jardín izquierdo. Su bateo impulsó las carreras de Jorge Yhonson y Daniel Castro, para la alegría de un puñado de cubanos que se encontraban en el estadio.

Los aztecas nunca se encontraron cómodos en ataque, y eran dominados por el pitcheo de Blanco, que no permitió ninguna alegría a su rival.

En el quinto inning, Despaigne volvió a conectar un sencillo para la anotación de Yuniesky Larduet.

México estuvo a punto de resucitar en el octavo episodio, pero el trabajo desde el montículo de Vladimir García con un doble play terminaron con sus esperanzas.

El empeño de los charros tuvo su premio en el último inning, cuando el campo corto Amadeo Zazueta anotó la de la honra.

Los Leñadores de las Tunas, integrantes del Grupo A, se enfrentará el miércoles a los Cardenales de Lara de Venezuela.

Por su parte, los Charros de Jalisco, que suma dos derrotas en la Serie, se volverán a ver las caras con el equipo cubano el jueves.

En esta segunda fecha, Los Toros de Herrera de Panamá jugarán ante Las Estrellas Orientales de República Dominicana, que el martes ganaron a Los Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico.

AYER

México 1-3 Cuba

HOY

Cuba vs. Venezuela

Panamá vs. Puerto Rico