Estudio revela la influencia de las bacterias intestinales en tu salud mental

Un grupo de expertos estableció, por primera vez, una relación entre dos bacterias intestinales y la depresión, lo que aporta más pruebas sobre la capacidad de estos microorganismos para generar "compuestos neuroactivos", según un estudio que publicó este lunes la revista Nature.

El centro de investigación VIB (Bélgica) desarrolló el primer análisis poblacional para demostrar la relación entre bacterias intestinales, la salud mental y la calidad de vida.

 

 

Los expertos combinaron datos de microbiomas fecales con diagnósticos de depresión de médicos de cabecera de 1.054 participantes en el llamado Proyecto Flamenco de Flora Intestinal del VIB.

Los autores identificaron grupos específicos de microorganismos que se relacionaban positiva o negativamente con la salud mental y, en concreto, hallaron una pobre presencia de dos géneros bacterianos, "coprococcus" y "dialister", en individuos con depresión, independientemente de que recibieran o no tratamiento farmacológico.

"La relación entre el metabolismo microbiano intestinal y la salud mental es un tema controvertido. La idea de que los metabolitos microbianos pueden interactuar con nuestro cerebro y, en consecuencia, con nuestros sentimientos y comportamiento, es intrigante", indicó Jeroen Raes, del VIB.

Sin embargo, precisó, la "comunicación" entre esas dos áreas se exploró principalmente en modelos animales, lo que deja a la "zaga la investigación en humanos".

"En nuestro estudio con poblaciones identificamos diferentes grupos de bacterias que variaban con la depresión humana y la calidad de vida en todas las poblaciones", concluyó el experto.

 


Más investigaciones


Por otra parte, otro grupo de científicos logró detectar y aislar más de un centenar de nuevas bacterias en el microbioma intestinal de personas sanas, según otro estudio que publica la misma revista.

La investigación, liderada por el Instituto Wellcome Sanger (Reino Unido), el Instituto Médico Hudson (Australia) y el Instituto Europeo de Bioinformática (EMBL), llevó a los expertos a crear la base de datos de bacterias intestinales más completa hasta el momento. Esta lista, permitirá analizar el comportamiento de estos microorganismos, su función para mantener sano al cuerpo humano y su relación con ciertos desórdenes.

 

 

En torno al 2% del peso corporal, se debe a las bacterias y muchas de ellas se localizan en el microbioma intestinal, por lo que cualquier desequilibrio en esta zona puede provocar "enfermedades y afecciones complejas". No obstante, existe un gran vacío en el conocimiento de un importante número de especies de bacterias, ya que resulta extremadamente complicado cultivarlas en un laboratorio.

Para superar esa traba, los autores de este estudio analizaron muestras fecales de 20 individuos de Canadá y Estados Unidos, para después "cultivar y secuenciar con éxito" el ADN de 737 cepas de bacterias.

El análisis reveló la existencia de 273 especies de bacterias diferentes, incluidas 173 desconocidas hasta ahora, de las cuales 105 nunca habían sido aisladas antes.

"Este recurso cambiará fundamentalmente la manera en que los investigadores estudian el microbioma", señaló en un comunicado su autor, Samuel Forster, del Instituto Wellcome Sanger y el Instituto Médico Hudson.