Parque Guelaguetza: descuido total

Jesús SantiagoJesús Santiago

El Parque Guelaguetza, totalmente abandonado

A escasos dos años de inaugurarse el Parque Infantil Guelaguetza, el abandono, el vandalismo y la delincuencia se han apoderado de él. La misma suerte ha corrido el polémico Estacionamiento del mismo nombre, que de ser construido con recursos públicos, pasó a ser propiedad privada, según consta en investigaciones periodísticas.

Deportistas y ciudadanos que acuden a la zona, se manifiestan inconformes por las condiciones en que se encuentra uno de los únicos espacios al aire libre, diseñado para el entretenimiento de las y los niños de la ciudad, pero además, también les inquieta el destino que tuvieron los aparatos desaparecidos del techo del aparcamiento.

Exigen mayor atención

Romina acude todas las manañas a hacer sus ejercicios en el Parque El Fortín, que desde hace mucho ha sido reportado por las condiciones de suciedad e inseguridad que existen. La opción de que se colocaran gimnasios al aire libre le pareció una de las mejores que tuvo en su momento el gobierno estatal.

Pasados tres años desde que se abrió el espacio para entrenamiento físico en el techo en la parte superior del estacionamiento y dos del Parque Guelaguetza, Romina se encuentra desencantada por la situación que priva en el lugar.

“Nadie puede engañarnos a quienes cotidianamente acostumbramos venir; allá arriba había por lo menos unos ocho aparatos y hoy solo hay uno y el pedazo de otro; acá abajo había mesas y más bancas que ya no existen; si eso no es robo, no sé qué nombre darle”, expuso.

Agregó que hasta hace poco, el lugar no contaba con vigilancia, por lo que, llegar a ese al caer la tarde es un acto heroico, debido a la alta presencia de vándalos.

Suciedad y descuido

El escenario evidencia con claridad que hace mucho tiempo no se hace un solo esfuerzo por mantener en buenas condiciones el área de juegos del Parque Guelaguetza, a pesar de que a él suelen llegar pequeños que corren riesgo si sale un animal o se genera alguna infección por la basura que existe.

Al pie de las escaleras y a lo largo del puente que conecta el acceso a la ex Rotonda de las Azucenas con el estacionamiento para 600 vehìculos abierto en 2016, los botes de basura para peatones se encuentran rebosantes de desechos, grafiteados e incluso alguno arrancado.

“Yo vengo diariamente desde Reyes Mantecón a hacer ejercicio, solía levantar un par de bolsas de basura y llevármelas pensando en que como ciudadano, debo contribuir a cuidar los espacios más allá de no afectarlos, pero esto cada vez está peor, no hay conciencia de la gente ni atención de las autoridades”, acusó Israel López.

Confirmó que hasta el año pasado, en el techo del estacionamiento había aparatos ejercitadores que fueron robados y a lo más que llegó la autoridad, fue cerrar el acceso a esa área.

“Son muchas cosas las que denotan el abandono y la nula educación de la gente para proteger este lugar; muchos traen a sus perros cuando hacen ejercicio y los dejan defecar, pero no levantan la suciedad, además que algunos de ellos son bravos y nos ponen en riesgo a los demás”, expuso.

Baños inservibles

Apenas hace 15 días, elementos de una empresa privada denominada G. American Fox fue contratada, a decir de los guardias que se encontraban en el lugar, por el Gobierno del Estado.  Ellos argumentan que llegaron ahí justo para resguardar el lugar donde son evidentes los robos.

“Nosotros hemos empezado a limpiar, poco a poco porque no nos toca, es verdad; ni siquiera hay luz en las lámparas porque se robaron el cableado; cuando recién llegamos, las parejitas ocupaban este lugar de noche para sus cosas y si quiere echarse una firma debe ser atrás, porque no tienen agua los baños”, comentó uno de los elementos.

La urgencia porque se adecente el lugar es notoria, aunque parece que su destino es esperar a que se acerquen las fiestas anuales de la Guelaguetza para que luzca limpio y en óptimas condiciones.