Miradores de Tepejillo: un paseo por las nubes

Carina Pérez GarcíaCarina Pérez García

La vista desde uno de los miradores de cristal al siguiente, desde el cañón.

SANTOS REYES TEPEJILLO, Juxtlahuaca, Oaxaca.- Entre árboles de enebro y cedrón, el viento sopla cálido; es el protagonista de la banda sonora de este paseo en el que las vistas panorámicas son espectaculares para apreciar un cañón; el único reto es superar el miedo a las alturas, pero tras la aventura que implica llegar a estos corredores bioculturales, la recompensa es apreciar con todos los sentidos la naturaleza.

Se trata del sueño cristalizado de un grupo de mujeres que creyeron en ellas, que a pesar de no saber cuánto tardarían en rescatar la zona, continuaron poniendo piedra a piedra los cimientos de lo que ahora pueden disfrutar los turistas que llegan a su comunidad. Ellas mismas, con sus manos morenas quemadas por el intenso sol y la entrega del trabajo diario, forjaron los senderos y diseñaron los recorridos que se pueden hacer en los miradores naturales y dos de cristal.

Marcelina Herrera Mendoza, Cenobia Ramírez López y Agustina Cayetano Ramírez portan su indumentaria con orgullo y guían este recorrido que ocurre durante las primeras horas de la mañana por el agreste suelo de la Mixteca, que contrasta con diversidad de cactus y magueyes que se lucen ante los visitantes.

Las dos guías, quienes también dedicaron toda su energía al proyecto: Sandra Rojas Castillo y Basilia Chávez Herrera, hacen las recomendaciones pertinentes: no dejar solos a los niños y tampoco subir a los miradores con calzado, además de que si en los grupos de turistas llegan con adultos mayores, se recomienda que lo hagan antes del mediodía.

Marcelina Herrera Mendoza, Cenobia Ramírez López y Agustina Cayetano Ramírez invitan a visitar los miradores de cristal del cañón Ñuu Cava. FOTO: Carina Pérez

El grupo de cinco mujeres tan sólo representa a un grupo más grande que trabajó cerca de cinco años en este proyecto para crear la oferta turística de Ñuu Kava, que del mixteco al español se traduce como "pueblo de las cuevas".

"Quisimos sacar esto adelante, porque creemos que si esto funciona y seguimos trabajando, bien podremos proponer una ruta de aquí hasta Juxtlahuaca, para hacer un corredor turístico por la Mixteca. La idea es seguir avanzando", comparte una de las señoras, quienes también están preparadas para ofertar al público platillos de la gastronomía local.

En lo que actualmente es el estacionamiento de los miradores, anteriormente era un basurero. Cada una de las señoras del equipo de Ñuu Kava dedicaron sus días a limpiar. El lugar luce completamente transformado. Los servicios que ofrece este destino son: renta de bicicletas de montaña y de casas de campaña.

Si usted quiere visitar estos corredores bioculturales, contacte a través de su página de Facebook al equipo de Turismo Comunitario Ñuu-Kava para poder planear su viaje. El acceso es de $50 pesos; los niños no pagan.