Denuncian ordeña de agua en San Agustín, Oaxaca

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

El presidente del Instituto de la Naturaleza y la Sociedad Oaxaqueña (INSO), Juan José Consejo Dueñas, denunció ordeña de agua sobre la línea de conducción que proviene desde San Agustín Etla hacia la capital del estado.

El especialista en temas de medio ambiente indicó que si bien hay quienes realizan ordeña de agua para su uso particular, también hay quienes lo hacen para comercialización sobre todo durante la temporada más crítica del estiaje.

“No puedo hacer una aseveración tajante, pero hay que preguntarnos por qué muchas pipas provienen del área de San Sebastián por donde también pasa el acueducto”, indicó.

Consideró que las autoridades tienen que realizar una investigación sobre esa línea de agua para evitar el robo de agua y su comercialización.

Lucran con el agua

El también integrante del Foro Oaxaqueño del Agua consideró que en materia de infraestructura hidráulica no se está haciendo lo suficiente para garantizar el derecho humano a la población y con ello se deja abierta la puerta para que se lucre con el agua de la manera que se hace llegado los meses de marzo a mayo cuando los niveles de aforo bajan.

Entrado el estiaje, el servicio de agua para uso humano a través de pipas particulares llega a ser hasta 15 veces más caro en comparación con las tarifas que cobran los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), y la cuota que registra la Comisión Nacional del Agua respecto a los precios por litro para la entidad.

Llenar un tinaco de 10 mil litros con agua acarreada por pipa, alcanza en ciertas zonas hasta 700 pesos, mientras que Sapao mensualmente aplica una cuota de 44.75 pesos al servicio medido por la misma cantidad de líquido.

Actualmente la capital del estado depende de manera fundamental del agua de la Sierra de San Felipe; de los cerca de mil litros por segundo que reciben los municipios conurbados, 15 por ciento procede directamente de los manantiales de San Agustín Etla, San Felipe del Agua, Donají, San Luis Beltrán y San Andrés Huayápam.

El restante 85 por ciento se obtiene de 39 pozos profundos de las riberas del Atoyac, que dependen de la captación de agua de los valles –cada vez menor por la urbanización– y de la propia sierra.

En el estado existen 342 títulos de concesión para la extracción de aguas nacionales subterráneas de uso de servicios.

Para venta en pipas 1 millón 243 mil metros cúbicos (m3) de agua subterránea por la cual la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), recauda 3 millones 431 mil 40 pesos trimestralmente.

En el rubro de fraccionamiento es de 2 millones 65 mil 844 (m3) anuales con una recaudación de 5 millones 700 mil 696 pesos; en el ramo turístico se encuentran concesionados 506 mil 430 m3 con una recaudación de 1 millón 397 mil 493 pesos.

Para purificadoras 135 mil 150 m3 y 6 millones 321 mil 971 m3 para otras empresas donde se encuentran las refresqueras y una mina.