Gobierno olvida invertir en agua

Distribución, clave en solución

La maquinaria y la obra, abandonadas desde hace años.

Después del fallido proyecto de Paso Ancho y a pesar de la insuficiente infraestructura hidráulica para abastecer de agua a la ciudadanía así como abatir el déficit que existe en los principales municipios de Oaxaca, la inversión en este rubro está desplomada.

Cifras del Banco de Información Económica (BIE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), precisan que mientras que en febrero de 2010 el valor de producción generado en la entidad por obras de agua, riego y saneamiento fue de 112 millones 218 mil pesos, para el mismo mes pero de 2018 fue únicamente de 23 millones 107 mil pesos.

Si bien el indicador no muestra el valor real de inversiones en la materia, sí refleja los bajos recursos destinados a obra pública.

El presidente del Instituto de la Naturaleza y la Sociedad (INSO), Juan José Consejo Dueñas, señaló que la entidad no requiere de un megaproyecto como Paso Ancho, al cual en su momento se destinaron varios millones de pesos, pero sí se requiere inversión para eficientizar los sistemas de distribución “por donde se fuga una tercera parte del agua”.

Mega proyecto-mega fraude

Paso Ancho, considerada una magna obra, iniciada en el 2011, que tendría un costo total de 3 mil 341 millones de pesos fue suspendida en el 2014 al conocerse que su costo se elevaría a más de 5 mil millones de pesos, desde su inicio fue rechazado por los pobladores de San Vicente Coatlán al considerarlo un peligro para sus actividades ilícitas. De 2011 hasta abril de 2014, el dinero invertido se mantuvo entre los 50 y 11 millones de pesos de manera mensual, posterior a ello hubo meses en donde el valor de producción fue de 0 pesos.

“Es un tema al que no se ha dado prioridad, hay un enorme atraso y que conduce a que no haya suficiente agua limpia y el tratamiento sea deficiente. No hay duda, no se está haciendo suficiente”, señaló Consejo Dueñas, también integrante del Foro Oaxaqueño del Agua.

De acuerdo con el segundo informe de gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, en el ejercicio 2017, se reactivó el Programa de Modernización del Sector Agua y Saneamiento del Estado de Oaxaca (masOaxaca) “con una inversión inicial de 150 millones 717 mil 209.99 pesos”.

Sin embargo, al ser contrastadas con el valor de producción que las empresas reportaron haber generado en Oaxaca sólo en el rubro de agua, riego y saneamiento durante todo el 2017 fue sólo de 47 millones 988 mil pesos, es decir poco menos de una tercera parte de la inversión anunciada.

Una primera etapa -explica el informe- consideraba la construcción del Sistema de Macrodistribución, el cual consistió en la perforación y rehabilitación de pozos profundos, construcción de líneas de conducción, construcción y rehabilitación de tanques de almacenamiento y distribución, y la construcción de una planta potabilizadora.