Oaxaca, minada por el ambulantaje

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Frente al palacio de Gobierno, un gran mercado sin ley

En tres administraciones municipales el número de puestos ambulantes en el Centro Histórico de Oaxaca de Juárez se triplicó, pasó de 900 a alrededor de tres mil.

La estimación la hizo el presidente de la Organización Benito Juárez, artesanos, Comerciantes y Locutorios del municipio de Oaxaca de Juárez, Maximiliano Néstor Ortiz Jiménez, quien conoce el último censo de comercio en vía pública que se levantó en la administración de Luis Ugartechea Buegue (2011-2013).

Existe un acuerdo de cabildo de fecha 22 de octubre de 2008 que suspendió la entrega de nuevos permisos para el comercio en la vía pública, lo que limitó temporalmemte su proliferación.

Hace cinco años, 663 "nuevos"

En enero de 2014 el secretario de Servicios a la Comunidad, Enrique Martell aseguró que esa determinación del cabildo se violó y de 924 vendedores ambulantes se pasó a mil 587, es decir 663 nuevos al cierre de la administración de Ugartechea Begue.

Ortiz Jiménez estimó que fueron 300 los nuevos puestos durante la administración de Javier Villacaña Jiménez (2014-2016), a pesar de que no se debieron autorizar.

Responsabilizó a los hermanos Tejada Morales, primero Alejandro como director de Normatividad y Control del Comercio en la Vía Pública en la administración de Ugartechea y luego su hermano David Iván con Hernández Fraguas en el mismo cargo, quienes se han beneficiado y permitido puestos ambulantes al margen de la Ley.

Criticó la implementación del Miércoles sin ambulantes que se dio en los últimos meses de administración de Fraguas porque después de eso "si eran mil 200 puestos, fácilmente se fueron a tres mil, fue una faramalla para taparse, el expresidente Fraguas era una persona dual".

Revisar, pero no hacer nuevo censo

La solución propuesta es revisar el censo municipal, "no vayan a decir que van a ser otro y meten a otros", porque si bien. "los compañeros tienen la razón de buscar el sustento para su familia" vendiendo incluso artesanías de otros estados como Guerrero, Chiapas o Veracruz y de otros países como Guatemala y Belice, "deben entender a los comerciantes de los mercados que buscan vender productos oaxaqueños".

Entre los puntos en contra que enfrentan como comerciantes establecidos es el pago de servicios que en el caso de la luz llega a superar los mil 200 pesos bimestrales.

Los comerciantes en la vía pública "tienen luz y agua gratis porque entran al mercado por ella, nosotros les estamos proveyendo y la autoridad es omisa", razonó Néstor Ortiz.

En contraste, el colapso de la actividad comercial al interior del mercado Benito Juárez, entre las calles de Las Casas, 20 de Noviembre, Rayón y Flores Magón es notoria.

La clientela es poca porque se carece de espacios públicos suficientes para estacionarse o compran en los puestos ambulantes en calles aledañas.