Palacio de Juchitán, renacer o morir

Gerardo Valdivieso ParadaGerardo Valdivieso Parada

Emblema de la izquierda mexicana, al ser el primer palacio municipal ocupado por un edil opuesto al sistema que imperaba

JUCHITÁN, Oaxaca.- Después de que uno de los integrantes de la comisión técnica que recorrió el palacio municipal el pasado miércoles, considerara que se encuentra muy dañado en su estructura, y que se valoraría su demolición para construir un nuevo inmueble, el historiador e ingeniero civil, Gonzalo Jiménez López, ponderó que el histórico edificio se debe respetar.

“No debemos permitir que se tire el palacio, nuestra gente nació viendo ese palacio, nuestros padres, nuestros abuelos, si se tira va a ser muy triste porque no lo van a dejar igual como era antes”, opinó el autor del libro Historia de Juchitán.

Para el ingeniero, que trabajó por una década en el área de estructuras, es viable mantener el palacio sin demolerlo y respetando su arquitectura.

“Todas las obras tienen solución, si es cierto que no tiene columnas, un refuerzo fuerte, no tiene trabes, pero se puede solucionar por ingenieros estructuristas, tiene suficiente cimentación de piedra”.

El consejo de un experto

El entrevistado recomendó que “se puede reforzar con estructuras metálicas; en donde están las columnas deben ir escondidas las estructuras metálicas previamente amarradas a la cimentación. Deben estar enlazadas, reforzar, armar con trabes metálicas, se deben reforzar bien para que carguen la loza y en la parte alta, las columnas metálicas deben continuar arriba”.

Dijo que hay profesionales juchitecos expertos en estructuras metálicas que pueden trabajar con la instancia que se vaya a encargar de la reconstrucción, mencionó a Eduardo Altamirano Charis, “sería un orgullo que un nieto del general Charis esté al tanto de los trabajos”.

Agregó que el inmueble, segundo en importancia después del templo de San Vicente Ferrer, “se debe respetar en su longitud original, siguiendo la misma arquitectura, que no vaya a quedar mocho, que no vayan a hacer una plaza (en el espacio vacío)”.