Lamenta la Sección 59 abrogación de la reforma educativa

La dirigencia de la Sección 59 del SNTE advirtió que estará pendiente del respeto de los derechos de sus compañeros en el nuevo gobierno.

El delegado especial de la Sección 59 del SNTE, Ricardo Mosqueda Lagunes lamentó la eventual abrogación de la reforma educativa, promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador, porque permitió la profesionalización y la mejoría salarial de sus compañeros.

En conferencia de prensa, ofrecida con la secretaria general con licencia, Victoria Cruz Villar y el representante del Comité Ejecutivo Nacional, Luis Alberto Salinas Cruz, el dirigente sostuvo que si bien la gremial siempre se ha caracterizado por acompañar las políticas públicas educativa aplicadas por los diferentes gobiernos, desafortunadamente cada sexenio se construye un nuevo modelo educativo.

“Lo ideal es que sea una política de Estado y que no sufra cambios para lograr el objetivo de una educación de calidad”, asentó.

De este modo, subrayó que el 30 por ciento de los tres mil afiliados de la Sección del SNTE –alrededor de 900–, obtuvieron beneficios de la reforma educativa, al acceder a plazas de directores, jefes de sector y supervisores, así como a estímulos como el K1, a través de la evaluación.

“Un gran número de compañeros aprovecharon estos procesos”, apuntó.

Por esto, destacó que la Sección 59 del SNTE estará al pendiente para defender los derechos adquiridos por sus compañeros por medio de la reforma educativa, porque no pueden perder su plaza o un ascenso como consecuencia de una nueva política educativa.

“Nuestra visión institucional siempre ha sido la defensa de los derechos de los trabajadores y de la escuela pública, como valor de la sociedad”, señaló.

No obstante, destacó que la gremial acompañará la política educativa del gobierno actual conforme a su programa, por el compromiso del SNTE con la educación.

“Una vez que se aprobada la nueva legislación, trabajaremos en función de las directrices de la SEP sin problema”, indicó.

Incluso, dijo que el SNTE entregó alrededor de 60 mil propuestas al presidente Andrés Manuel López Obrador, para la construcción de la nueva propuesta educativa y sus líneas de trabajo, especialmente para acceder a una capacitación permanente y así lograr la calidad educativa.