Da IEEPCO "palo" a Juanitas

Los casos de Tamazola y Ahuehuetitlán son un claro ejemplo de violencia política de género

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Derivado de la renuncia al cargo de Fidela Bernarda Cuenca Fermín, alcaldesa de San Miguel Ahuehuetitlán, y de Anayeli Huerta Atristain, munícipe de Santiago Tamazola, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) pidió a la Segego que interviniera en el caso y no se acrediten a las autoridades de estos ayuntamientos, hasta que se resuelva el conflicto existente.

El secretario ejecutivo del IEEPCO, Luis Miguel Santibáñez Suárez, manifestó que de acuerdo con las condiciones en que se dieron estos casos de la renuncia de las munícipes de Tamazola y Ahuehuetitlán, hay indicios de que se trata de violencia política de género, ya que les fueron relegadas las condiciones de poder gobernar, además de que ellas fueron electas en el proceso electoral.

Manifestó que al ser las triunfadoras en las contiendas electorales, nadie les tiene que prohibir el derecho que por ley les corresponde, por lo que se comunicaron con la Secretaría General de Gobierno (Segego) y se ha pedido la intervención en este tema.

Mencionó que “la Segego inició el análisis de estos casos y ha determinado no acreditar a quienes se ostentan como autoridades de estas comunidades, a no ser que sean las mismas alcaldesas quienes encabezan los ayuntamientos, por lo que en primera instancia estos municipios que ahora recaen en hombres, no están siendo validados por las autoridades y por ello no podrán ejercer sus cargos hasta que quede aclarada la situación de estos municipios; esta aclaración tendría que llevarse ante el Congreso del Estado”.

Manifestó que se están investigando estos dos casos, ya que en el proceso electoral fue la ciudadanía quien determinó que serían las alcaldesas quienes debían de representarlos y no los hombres que ahora están al frente; cabe hacer referencia que en el caso de Tamazola, el síndico municipal Oscar Sánchez, es el que se quedó al frente del municipio, siendo este exalcalde y cuñado de la presidenta Anayeli Huerta.

En tanto que Salvador Daniel Peral Bazán, sindico municipal de Ahuehuetitlán, tampoco ha podido ser acreditado porque él no es el presidente municipal constitucional de esta comunidad en la región Mixteca.

Santibáñez Suárez expuso que “el Instituto ya le hizo un llamado atento a la legislatura estatal para que revise puntualmente estos casos y no se configure lo que pareciera que son presidentas municipales que están siendo amenazadas para renunciar a sus cargos y esto derivaría en violencia política de género; las Salas Regionales y el mismo Tribunal ya han generado acciones por la violencia política de género y esta deberá de ser tipificada y castigada”.