No despedirá ISSSTE a personal médico

El titular del ISSSTE realizó un diagnóstico de sus instalaciones en el sur-sureste del país, con el objetivo de avanzar en la estrategia nacional del Programa Nacional de Salud

A pesar de que se requiere despedir al menos a 3 mil personas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), su director general, Luis Antonio Ramírez Pineda, descartó que sea personal médico y reconoció que aún no se sabe cuántos corresponderán a Oaxaca.

“No vamos a despedir a nadie del área médica; vamos a tener que hacer recortes como parte de la autoridad para hacer más con menos porque las finanzas no son boyantes, pero serán sólo administrativamente”, dijo en entrevista.

Aunque se carece de cálculo del número de empleados a despedir en Oaxaca, se hará “la suma conforme pasen los días y semanas”. En sí los 3 mil se deben despedir en todo el país durante este año “porque recursos no hay”.

El Congreso Federal ha destinado un presupuesto de 323 mil millones de pesos “que incluye el pago del capital humano, no podemos gastar más de lo que nos dieron”, refirió Luis Antonio Ramírez.

Plan Nacional de Salud

Ayer por la mañana el funcionario federal de origen oaxaqueño arribó al Hospital Regional Presidente Juárez acompañado del encargado de la delegación, Erwin Gazga Pérez, y la directora de esa unidad, María del Carmen Cruz Parada.

El motivo fue dar seguimiento al Plan Nacional de Salud anunciado hace casi un mes por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que se concretó con la firma de convenios con los gobernadores del Sur-Sureste, incluyendo Alejandro Murat de Oaxaca.

“Una vez que el presidente anunció que se va a hacer un frente nacional para atender este tema tan delicado que está francamente devastado, el ISSSTE va a participar particularmente en el tema de urgencias”, abundó.

Destacó que “Oaxaca juega un papel importante por los derechohabientes que se atienden en clínicas y hospitales”, por lo que se requiere hacer un diagnóstico de cómo se encuentra la atención de emergencias, la infraestructura física, humana y el equipamiento para poder hacer un presupuesto y planeaciòn de corto, mediano y largo plazo.

“Tenemos convocados a los directores de las Tuxtepec, Huajuapan de León, Tehuantepec y Oaxaca que atienden urgencias, son las primeras que vamos a evaluar y revisar, después haremos una visita clìnica por clínica y corroborar”, abundó.

El objetivo principal es que en una primera instancia el ISSSTE “esté preparado para atender a toda persona que lo requiere, revisar que sus instalaciones estén en mejores condiciones

segunda etapa es mejorar las clìnicas, nos va a llevar tiempo porque es una cuestión de recursos”, reconoció.

Discreta visita a Oaxaca

La visita a la entidad del director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, pasó inadvertida para las autoridades estatales.

El director de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, omitió enviar siquiera a un representante al Hospital Regional Presidente Juárez de esta ciudad, donde el funcionario federal inició sus actividades de trabajo que incluyeron reuniones privadas con directivos de clínicas que opera esa institución.

De manera extraoficial se pudo saber que la dependencia local ignoraba la visita del funcionario de salud, el primero que desde la toma de protesta del presidente Andrés Manuel López Obrador visita la entidad para dar seguimiento a la implementación a la federalización de los servicios de salud.