No hay que hacer simulaciones, diputado

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

-“Yo sí quisiera pedirle señor diputado que hubiera un trato respetuoso a todos los diputados y a todas, porque cuando no se hace, también se llama violencia política”. Reprochó la diputada priista, Lilia Mendoza Cruz, al presidente de la mesa directiva de la 64 legislatura, César Morales Niño, quien minutos antes había ignorado la petición de la diputada panista, María de Jesús Mendoza Sánchez, de tratar como urgente y obvia resolución su iniciativa de garantizar que en la sustitución de concejales mujeres, quien asumiera el cargo fuera del mismo género.

Después de que la diputada Hilda Pérez Luis había propuso exhortar al fiscal general, Rubén Vasconcelos Méndez, a efecto de que se inicien las carpetas de investigación por los casos que se han presentado en los municipios de Santiago Tamazola, San Miguel Ahuhuetitlán y San Juan Colorado, para salvaguardar los derechos político electorales de las mujeres que han sido electas para ocupar un cargo en dichos municipios, la priista lanzó la recriminación de manera directa.

Y es que contrario al trato que tuvo la legisladora de Morena, la panista fue ignorada en su petición una y otra vez.

-Para informarle que por acuerdo de la junta de coordinación política, los asuntos de urgente y obvia resolución se limitaran a las proposiciones con punto de acuerdo y no a reformas a leyes o reglamentos; además de que el reglamento establece el número de asuntos de urgente y obvia resolución.

-Compañero, yo nada más pido que me diga cuántos más se han propuesto; si vamos en orden cronológico este ha sido el primero, usted propóngalo, si al final los compañeros no lo votan, ya es decisión de cada uno, pero no hay que hacer simulaciones.

Entre los reproches, el diputado petista Noé Doroteo Castillejos intentó ayudar a su compañero de partido: perdón presidente creo que el argumento es que la iniciativa de reforma requiere un dictamen, no es un tema de cantidad de puntos de acuerdo. Aunque no logró absolutamente nada.

-Comentarle diputada que es un tema que a todos nos interesa, es un tema que ha ganado la atención de la sociedad, es un tema del momento y que puede afectar el empoderamiento de las mujeres, por tal motivo se considera también que no se puede votar como de obvia y urgente resolución, tiene que ser sujeto a un análisis concienzudo para que esa reforma sea efectiva si no vamos a tener más casos de los que hemos vivido en las últimas semanas, por esa razón no se consideró que se pudiera pasar como de urgente y obvia resolución.

-No puede decidir por nosotros…

-Perdón diputada, perdón diputada… No es un tema que yo estoy decidiendo, es un tema que se acordó en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) …

-Me puede mostrar el acuerdo firmado por la junta…

-Al final se lo mostramos, por favor…

-¡No! Ahorita…

-Acúsese de recibido la iniciativa y con fundamento en el primer párrafo del … se turna para su estudio y dictamen a las comisiones permanentes de asuntos municipales y equidad de género.

Entonces el legislador Pavel Meléndez pidió que quedara asentado en actas su extrañamiento a la Jucopo por su insensibilidad social y política hacia el tema (aplausos).

Aunque la insensibilidad hacia la causa de la diputada de acción nacional no fue solo del presidente de la mesa, prácticamente todos los legisladores, por desconocimiento de los procesos legislativos o razones partidistas, permanecieron en silencio durante la discusión de la iniciativa, pero se arrebataron la palabra, gritaron y demandaron atención en la discusión del punto de acuerdo. “¡Presidente, presidente, presidente! ¡Presidente todas las mujeres suscribimos la propuesta de punto de acuerdo! ¡Presidente, no nada más las mujeres, todos, todos, los suscribimos, todos! ¡Presidente, presidente, para sumarme a la iniciativa!.

Que, como era lógico, fue aprobada por unanimidad por los legisladores, tanto que fuera tratada de urgente y obvia resolución, como para realizar el exhorto. De pié, los diputados presentes levantaron la mano. Solo María de Jesús permaneció sentada en su curul y desde ahí volvió a cuestionar a Morales Niño.

-¿Por qué acuerdo votaron?, había varios, con todo respeto, no dijeron cuál es el que se está votando.

-Se está votando el exhorto propuesto por la diputada promovente… Aprobado por (¿?) mayoría de votos el acuerdo mencionado…

Así, con violencia política, como afirmó Mendoza Cruz, se legisla contra la violencia política contra las mujeres, en el Congreso del estado.