Arman edición de estampas en el IAGO

Por medio de una dinámica de participación colectiva, el participante organizará las imágenes de acuerdo con criterios subjetivos apartados de una organización atenida a lo meramente histórico.

La propuesta de Fiebre Ediciones, proyecto editorial independiente radicado en la Ciudad de México, dedicado a la difusión de la producción creativa realizada en Latinoamérica a partir de los 80, llega a Oaxaca con la propuesta de un taller en el que se armará un álbum de estampas editado a partur de la historia subjetiva de América.

La invitación a participar es para los días jueves 10 y viernes 11 de enero, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO).

El objetivo de Fiebre Ediciones, a largo plazo, es formar una colección de títulos que muestre la diversidad de resistencias y expresiones creativas que surgieron en Latinoamérica como respuesta a las adversidades del momento, desde el arte y la cultura, así como de los esfuerzos sociales que buscaron la creación de nuevos imaginarios políticos.

Este proyecto editorial y artístico propone el uso de la publicación como herramienta para resistir las narrativas oficiales, buscando otras historias, así como las inseparables luchas y resistencias que les corresponden. Es por ello que, como parte de su práctica editorial y artística, se han dedicado a recopilar imágenes de diversos eventos, acciones y hechos históricos ocurridos a lo largo de toda Latinoamérica.

"Si bien estas imágenes no suelen mantener un hilo conductor evidente, aparte de la cercanía de sus contextos, tampoco es nuestra intención hacer con ellas una línea de tiempo comprensible", escriben sobre su propuesta.

Invitan a taller

Titulado Álbum de estampas: edición e historia subjetiva de América el taller que propone Fiebre Ediciones, en el IAGO, comenzará a partir de una selección impresa de las imágenes de su archivo, para enunciar los hechos a los que se refieren y los contextos de donde provienen, así como la amplitud de reacciones que despertaron en las sociedades de su momento.

Ellos proponen que por medio de una dinámica de participación colectiva, el participante las organizará de acuerdo con criterios subjetivos apartados de una organización atenida a lo meramente histórico, generando conexiones a partir de sus cualidades formales y sensibles, agrupando imágenes, sensaciones e intuiciones, bajo la ambigüedad de una misma categoría.

Siguiendo esta primera actividad grupal, se les encargará a los participantes traer una o dos imágenes impresas, que en su opinión, representan un momento significativo en la historia local. Replicando la misma dinámica de la sesión previa, organizaremos las imágenes para crear una narrativa subjetiva, que será empleada para crear un cine colectivo. Con ayuda de los participantes, formaremos y fotocopiaremos un tiraje de entre 30 y 50 cuadernillos.