Flota pesquera, en decadencia

Las viejas embarcaciones poco a poco han sido ancladas, ya no es posible que naveguen

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Incertidumbre priva al interior del Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP), luego de la autorización del presupuesto por el gobierno federal aplicable para el Instituto Nacional de Pesca (INP), mismo que relativamente fue similar al del año pasado, pero que aún desconocen si éste se aplicará a los diversos proyectos que tiene previstos el CRIP en Salina Cruz, aseguró Oswaldo Morales Pacheco, director de esta unidad.

Dijo que uno de los proyectos más importantes que se tienen en esta dirección, es el de pretender aplicar la utilización de una nueva herramienta conocida como portón de arrastre, mismo que por estos motivos todavía se encuentra en etapa de ensayo para su aplicación y difusión con la flota camaronera; esta herramienta, detalló, optimizaría la captura del producto mediante estas novedosas técnicas.

De acuerdo con información difundida por la agencia Conacyt, el portón de arrastre se trata de una herramienta que permite la captura masiva de camarón constituida por dos alas mecánicas y un brazo expansor, el cual permite variar el ángulo de apertura de las alas, además de que la fuerza del fluido coadyuva con el desplazamiento del portón, lo que genera un mejor desempeño hidrodinámico.

Se trata de un prototipo desarrollado en Salina Cruz por un equipo multidisciplinario.

Se busca que "los pescadores locales cuenten con este tipo de equipamientos, buscando no solo la competencia energética, sino también el cuidado con el entorno ambiental, protegiendo microecosistemas que se deterioran en las actividades de remolque al realizar la pesca del camarón; por lo que el prototipo de portón reflejaría un beneficio en el consumo energético, cuidado del medio ambiente y mejoras en las faenas de pesca”, sostuvo Josué Enríquez Zárate, uno de los participantes en este proyecto, de acuerdo con información difundida por Conacyt.

En tanto, Morales Pacheco adelantó que la flota pesquera del puerto de Salina Cruz está obsoleta, por lo que para utilizar esta nueva herramienta de avanzar con la proyección de que esta técnica fuera factible, tendrían que adaptarse de diversas formas a las vetustas embarcaciones que todavía operan para que funcionaran correctamente, lo que sin duda tendría un desembolso para los empresarios, de entre 300 mil y 400 mil pesos, tentativamente.

El funcionario asentó que muy posiblemente esta sería la opción más viable, de acuerdo a la situación económica por la que atraviesan los empresarios de la pesca, conforme se lo han comentado y lo ha observado, toda vez que lo ideal sería la adquisición de una nueva embarcación, lo cual tiene un costo de entre 20 a 25 millones aproximadamente, pero la misma tendría tecnología de punta para eficientar esta actividad, al contar con bodegas acordes a lo que se captura, radar, telefonía satélital y esta nueva herramienta.

Con tal disponibilidad, pudieran ampliar las zonas de captura en el Golfo de Tehuantepec, sobre todo de camarón cristal, el que se encuentra en profundidades de hasta 60 brazas, lo anterior para estar en posibilidades de competir con la flota del norte, advirtió, ya que entre los estados de Baja California Sur y Norte, Sonora y Sinaloa, se concentra más del 60 por ciento de la producción de pesca en el país, contrario a lo que sucede actualmente en el sur con una industria en plena decadencia.

Morales Pacheco finalmente dijo que hace falta participación del sector pesquero, pues a estas alturas es necesario impulsar y aplicar nuevas tecnologías que sin duda redundarían en beneficios directos e indirectos para los empresarios a mediano plazo y desde luego para la población en general.