Invitan a jugar lotería de danza

La pedagoga Consuelo Sánchez desarrolló una herramienta para motivar el movimiento.

"Con los cantos de sirena, no te vayas a marear: que para bailar primero, se necesita jugar". Este breve texto, en el reverso de una carta de lotería con la ilustración de una sirena, es una invitación a bailar.

Es la "Lotería del movimiento", una herramienta para la enseñanza de la danza, desarrollada por la pedagoga Consuelo Sánchez, a partir de la tradicional lotería mexicana y del método Juego y convivencia, de Valentina Castro, "La Sirena" de carne y hueso, a quien está dedicada esa carta por ser uno de sus roles emblemáticos como bailarina.

Los primeros en jugarla fueron los habitantes de una comunidad en San Pedro Mártir, Tlalpan. Buscaban un maestro de danza dispuesto a trabajar no sólo con los niños, sino con los padres y abuelos. Sánchez llegó con sus alumnos de la Escuela Nacional de Danza "Nellie y Gloria Campobello", donde también enseña Castro.

Utiliza 54 cartas de lotería ilustradas y otro mazo de 26 cartas con el alfabeto que propician el movimiento, la creación de secuencias e historias, a partir de los textos impresos al reverso de las cartas: "El catrín de papel. Estirado y alargado. Don Ferruco en la Alameda su bastón quería tirar, sin darse cuenta que se podía arrugar".

"Funciona como detonador de la creatividad", dice Sánchez, quien no descarta desarrollar una versión digital del juego.