Retan ambulantes al ayuntamiento de Oaxaca

A la ciudad, ayer, le "nacieron ambulantes"

Con la llegada del 2019 nuevos puestos de vendedores ambulantes se instalaron en calles del Centro de la ciudad de Oaxaca, principalmente en las calles Flores Magón y Aldama, en donde desde temprana hora del 1 de enero, diversos comerciantes irregulares se encargaron de colocar los puestos.

La ampliación del ambulantaje se hace ante la vista de todos, incluso policías municipales y viales realizan rondines y los nuevos comerciantes no son molestados; a la par, gran cantidad de vendedores que cargan con su mercancía se pasean por el Centro Histórico de la Capital.

Las opiniones entre los comerciantes que ya están establecidos en calles como Flores Magón, Miguel Cabrera, Aldama  y las casas son encontradas, pues algunos aseguran que los comerciantes que recién se instalan ya estaban y que se ausentaron por un tiempo, mientras otros explican que son nuevos espacios, y que inclusive buscan tener otro local, "entre más puestos más dinero", dicen.

Apenas el 28 de diciembre, dirigente de la organización 8 Regiones, anunció que, a partir del 3 de enero, "invadirían" calles del Centro de la ciudad, Colón, Periférico, Miguel Cabrera, Flores Magón, Mina, Mier y Terán y J. P. García, con el objetivo de expender juguetes.

Afectan a establecidos y al tránsito vehicular

A pesar de ser día inhábil, el tráfico vehicular es lento en la calle Aldama, una construcción provoca que los puestos sean colocados en plena calle y sólo se quede un carril libre para la circulación de automóviles.

En la calle Flores Magón, de plano la circulación fue interrumpida, pues los ambulantes ni siquiera pueden colocarse en toda la calle, pues la mitad de ella está ocupada por una manifestación de un grupo de representantes del pueblo triqui.

En cuanto al comercio establecido, los pocos negocios que abrieron sus establecimientos se mostraron renuentes a opinar al respecto, pues, en la instalación de los puestos existe vigilancia por parte de los ambulantes, lo que provoca temor en los establecidos.