Bouler: la genialidad de Oaxaca para Turquía

La inspiración de Bouler se encuentra en el lugar mítico de Aztlán, que significa el paraíso.

El universo creativo de Uriel Barragán Cruz, mejor conocido como Bouler, ahora forma parte de un espacio en Bodrum, Turquía. La huella del artista plástico oaxaqueño se puede apreciar en la Casa Hermanas Hotel y Beach Club de este país asiático.

Bodrum es uno de los sitios vacacionales más populares y el centro deportivo de Turquía. Se trata de un centro de turismo y náutica y en la antigüedad era conocido como el Halicarnaso de Caria, famosa por su mausoleo.

Bouler posee la habilidad de convertir lo tradicional en contemporáneo y plasmar su identidad a través de las artes plásticas. Es así que en el 2017 comenzó un nuevo reto que culminó este año. El artista fue seleccionado, de una tercia de creadores oaxaqueños, considerados para seleccionar ilustrar el lugar.

“Agradezco a la curadora Mafalda Dubib por haber seleccionado mi trabajo. Fue un trabajo en equipo, desde conceptualizar el diseño con apoyo de la antropóloga Olga Manzano, para que en cada zona del hotel se respirara arte mexicano”, compartió Uriel Barragán.

Originario de Sola de Vega, Bouler se inspiró en las raíces de su cultura zapoteca, ya que le gusta compartir lo que le significan sus tradiciones, ideología y cómo visualiza al mundo. Su imaginario está cargado de simbolismos mexicanos, lo que le ha dado sello a su trabajo.

“Me gusta compartir con otra persona mi sentir, lo que amo, lo que me hace estar orgulloso de mí y de los míos. Una de esas formas son mis pasiones: la pintura y el dibujo; poder hacerlo es algo que me pone muy contento. Estoy satisfecho con los resultados y más por el equipo de trabajo que logramos hacer”, mencionó Bouler.

Un sueño hecho realidad

Muchas veces se interviene un solo espacio, se realiza un mural para algún festival, pero ahora se trató para el artista, de conceptualizar un hotel a partir del arte: "En todos sus espacios y habitaciones se respira el arte, lo cual fue un reto también porque este hotel alberga una de las colecciones más importantes de arte contemporáneo de Turquía y del mundo”.

Para el hotel Casa Hermanas, el artista oaxaqueño recreó algunos de los mitos sagrados del México ancestral, entretejiéndolos con elementos turcos. La singularidad de su arte reside en ese hilo conductor donde se expresa el arte popular y el urbano, intersecciones culturales donde lo tradicional y lo contemporáneo dialogan, dando voz a obras de gran escala.

La inspiración de Bouler se encuentra en el lugar mítico de Aztlán, que significa el paraíso; además de Coatlicue, diosa de muerte, la madre eterna que dio vida a todas las estrellas del firmamento, fuerte, voraz, que bendice con fertilidad y prosperidad a quienes la claman.

“Aunque me mandaron imágenes del hotel para comenzar a trabajar en los bocetos, me esperé a que estuviera en el lugar para vivirlo y conocer su entorno, y así definir las ideas. Se hicieron lámparas RGB especiales, para que la experiencia de disfrutar las pinturas fuera también durante la noche”, comentó el artista oaxaqueño Bouler, cuya obra ahora forma parte de este espacio, ubicado en la península de Bodrum, cerca de la entrada noroeste del golfo de Gökova, en frente de la isla griega de Cos.