El pintor Ángel Toledo cumple su sueño

El maestro y sus diversas creaciones

JUCHITÁN, Oaxaca.- El artista juchiteco Miguel Angel Toledo tiene el único horno de alta temperatura en la ciudad en su taller en la Octava Sección Cheguigo, un espacio lleno de árboles endémicos de la región, que el pintor personalmente cuida.

Luego de muchos años de tocar puertas y realizar gestiones, consiguió su sueño de tener un horno adecuado en donde quemar sus piezas, pero también las creaciones de otros artistas, principalmente jóvenes creadores.

El espacio que ha ido agrandando, al comprar los terrenos aledaños, considera que será su aporte para la comunidad de Cheguigo, pues desea que sea un espacio para el desarrollo de las artes para que siga produciendo grandes creadores.

En el pasado ofreció talleres de modelado en barro en las casas de cultura y en el Foro Ecológico Juchiteco; ahora desea que este espacio ubicado cerca de las pilas, los lugares en donde se trata la piel del ganado para la talabartería, sea un centro en donde se den de manera permanente talleres.

Su labor de promoción del modelado en barro ha tenido buenos alumnos y que ahora son destacados orfebres como el joven pintor Jesús Castillo, quien sigue los pasos del maestro Miguel Ángel, que lleva muchas décadas como pintor.

Las obras modeladas por el maestro Miguel Ángel muestran un acabado dominio de la técnica que empieza desde la selección del tipo de tierra, las medidas de agua y la formación de una obra sólida que no se deforme a la alta temperatura que es sometida.

El resultado de sus creaciones en barro son un ensamble de personajes míticos, animales, que tienen cierto aire de ser objetos para recibir la lluvia o sahumerios de los altares de los antiguos zapotecos.

Miguel Ángel Toledo prepara junto con Jesús Castillo un taller de una semana para los creadores, para que éstos realicen sus creaciones y puedan ser horneados todas sus piezas en el horno de alta temperatura.