Recorte en la equidad, retroceso: Largarde

“Hay que defender lo que es nuestro”, convocó
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Marcela Lagarde en la cátedra “Erradicar la violencia contra las mujeres es construir espacios democráticos”

“No es posible retroceder y eliminar políticas de avanzada que ya estaban. No es posible disminuir presupuestos, todo debe ser progresivo y no regresivo”, señaló la antropóloga y política Marcela Lagarde de los Ríos frente al planteamiento de recorte al presupuesto de género proyectado por el gobierno federal para el 2019.

La ex legisladora federal convocó a la conformación de un frente y red nacional común, con la que, a través de las vías institucionales, “defendamos lo que es nuestro”.

Lagarde de los Ríos, quien es referente importante del feminismo latinoamericano, advirtió que el tema seguramente moverá a la protesta y la manifestación en torno a la construcción del presupuesto para el próximo año.

De visita por Oaxaca para hablar sobre los alcances de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en la que como legisladora participó de su construcción, señaló que habrán de pasar varios años, incluso décadas para que puedan verse una disminución significativa en el índice de violencia por razón de género debido a políticas raquíticas.

“No queremos políticas raquíticas de gobierno, no queremos eso, no queremos que nos den migajas para erradicar la violencia. No queremos que pretendan que con presupuestos recortados vamos a generar todo lo que hay que generar. Erradicar la violencia implica una cosa fundamental, cambiar las instituciones”, declaró.

"Estado patriarcal"

Las instituciones -agregó- tienen que adaptarse y adecuarse para impulsar desde el estado, las políticas de gobierno y logar una gobernanza democrática ejemplo. “Se tiene que cambiar el estado porque es patriarcal”, aseveró.

La ley propone una política de estado heredera de una serie de instrumentos internacionales como la CEDAW, la convención de Belém Do Para, la cumbre de Viena, entre otros.

La también fundadora de la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres, admitió que pese a la ley y sus reformas la violencia contra las mujeres sigue. En este sentido recordó el origen de la lucha para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia que parte con los asesinatos de las mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua. “Me acuerdo que lo primero fue saber cuántas iban, luego se manifestaron, luego aquello creció. En otros países del mundo me preguntaban ¿qué pasa en México? ¿Por qué los feminicidios? Y luego tuvieron que admitir que en sus países también había feminicidios”, expuso.

Lo excepcional de Ciudad Juárez -apuntó- fue la reacción social primero en pequeños grupos, luego con más gente que con tesón demostraron al mundo que pasó y sigue pasando, luego demostramos que no sólo era Juárez sino todo el país.