35% de pérdida de maíz en Oaxaca por plaga postcosecha

Por cada tonelada de maíz que produce un campesino en Oaxaca, se pierden 350 kilos por las plagas que aparecen durante el almacenamiento postcosecha. Las fallas son casi imperceptibles. Ese grano con gorgojo o palomilla se comercializa a un precio menor o

Por cada tonelada de maíz que produce un campesino en Oaxaca, se pierden 350 kilos por las plagas que aparecen durante el almacenamiento postcosecha. Las fallas son casi imperceptibles.

Ese grano con gorgojo o palomilla se comercializa a un precio menor o se utiliza para alimentar a animales de traspatio.

El problema, advierte elgerente de Hub Pacífico Sur del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), Abel Jaime Leal González, es que ese maíz con plaga ya perdió su valor nutritivo.

Pese a los esfuerzos del Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) que implementa la Sagarpa para la entrega de bolsas herméticas o silos metálicos para ayudar a los productores para que conserven mejor su grano, éstas se entregan sin un proceso de capacitación.

El problema de las fallas del manejo postcosecha se mantiene porque los productores siguen sin saber cómo utilizar esas bolsas o silos. Además, en el caso de la comercialización, en Oaxaca se carece de centros de acopio, la mayoría son bodegas planas que no garantizan un buen manejo postcosecha.

Oaxaca no produce maíz amarillo

El único que existe se ubica en Santo Domingo Barrio Bajo, en Etla. Ahí llegan productores de Puebla y la zona del Bajío del país a descargar grano que será comercializado a Diconsa, principalmente maíz blanco porque el amarillo es utilizado para la industria alimenticia y de azúcares que en Oaxaca no existen.

Eso hace que Oaxaca sea de los últimos estados en importar maíz amarillo y que ha convertido a México en el primer importador a nivel mundial por las 16.5 millones de toneladas en el ciclo de septiembre de 2017 a agosto de 2018, como lo dio a conocer el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Además de la carencia de industria, la falta de semilla de maíz amarillo y lo falta de vías de acceso rápidas para desplazar la cosecha, ha imposibilitado que los productores siembren este tipo de maíz en Oaxaca.

Además en la entidad la cadena de producción de maíz está desvirtuada, ya que “no está conectada entre transportistas y acopiadores, así no se puede ser competitivo”.

Consideró que se debe identificar las razones por las que México no produce suficiente maíz amarillo y potenciar su producción, lo que confió pueda hacerse con el nuevo gobierno federal.