Con golpiza, persuaden comerciantes a ladrones en la Central de Abasto de Oaxaca

Para los comerciantes, el escarmiento a los ladrones si funciona

Comerciantes del Mercado de Abasto afirmaron que nunca han linchado a algún delincuente, pues sólo buscan darles un escarmiento, pues a la mayoría de las personas que detienen lo hacen en flagrancia, es decir, mientras cometen el delito, la mayoría de las veces por robo.

“Los rateros están coludidos con la policía, no los detienen y la gente se cansa, por eso quieren hacer justicia por su propia mano. Además si agarras a uno luego llegan y se los llevan y lo sueltan”, dijo un comerciante que se dedica a la venta de zapatos.

Para los comerciantes el darles un escarmiento, es decir, amagar con linchar a los ladrones si funciona, pues se percibe que ya no hay tantos asaltos como antes, cuando en los pasillos les quitaban las cosas a los clientes.

Cabe resaltar que Oaxaca ocupa el cuarto lugar en linchamientos a nivel nacional con 39 casos ocurridos de 1998 a 2016, empatado con el estado de Morelos, lo que lo ubica con una intensidad de frecuencia alta.

Lo anterior de acuerdo con estudio Violencia social: geografía de los linchamientos en México, de los investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Raúl Rodríguez Guillén y Norma Ilse Veloz Ávila.

“Les digo a las autoridades que no sólo se sienten a cobrar sus sueldos, que hagan recorridos y que pongan vigilancia, además de que no se dejen corromper con los rateros, por que por acá los agarran, por allá los sueltan y luego los volvemos a ver”, afirmó.

Ante la fama de zona insegura del Mercado de Abasto, los locatarios han amarrado y golpeado a los ladrones que han detenido, pues aseguran que a ellos no les conviene que la gente deje de ir.

Se organizan contra la delincuencia

Cansados de la falta de acción de las policías, los propios comerciantes se han organizado con silbatos y lonas, además de contar con el apoyo de los guardias de seguridad, “esto ha ayudado a que la percepción de inseguridad baje, pues antes veías correr a 10 personas que gritaban que los habían asaltado y ahora son cinco por día”, aseguró un comerciante de ropa, locatario del Mercado de Abasto desde hace 20 años.

"En épocas anteriores lo que más robaban eran aretes", señala el comerciante,  después los celulares, los bolsos a las mujeres y ahorita se ve que andan armados, es decir, te acorralan con un arma blanca para que la gente no se de cuenta que te están atracando.

“Antes era mayor la complicidad de los policías, pues nosotros veíamos como le daban 100 o 200 pesos los ladrones. Sí le reclamábamos a los policías, se ponían pesados con nosotros, inclusive han corrido dos veces a los municipales”, finalizó el locatario.