Baño de sangre en Jalisco

Las consecuencias del tiroteo

JALISCO, México.- Una falta de apoyo de la Comisaría de La Huerta vivieron los uniformados de la Fuerza Única Regional el lunes durante el tiroteo en que murieron 6 gendarmes de la corporación estatal.

Según fuentes cercanas a la indagatoria, pese a que el ataque se registró a cerca de 50 metros de la Comisaría, ninguno de los uniformados locales prestó apoyo a los estatales.

Además, ni por radio ni vía telefónica respondían a los llamados de auxilio que hacían uniformados, quienes fueron atacados por un grupo que intentó rescatar a un detenido.

Las fuentes consultadas informaron que el detenido no tiene algún rango alto en la estructura de la célula que intentó rescatarlo, sino que dicha célula, perteneciente a un grupo criminal surgido en Jalisco, es un grupo muy unido y combativo.

Los uniformados caídos fueron Rubén Rosado García, Salvador Hernández Pérez, Antonio Rodríguez Fregoso, Gabriel de Santiago Silva, César García Martínez y Alejandro Guzmán López.

Jalisco suma este año 24 decesos de policías.