"Fin de reforma mejorará educación"

Leal Peláez subrayó que la discusión de una nueva ley educativa permitirá analizar la propuesta de regionalizar la educación

La iniciativa de abrogación de la ley educativa, que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, permitirá transformar el sistema educativo para reducir el rezago y los bajos aprovechamientos en la entidad, pero además dejar de acosar a los maestros con el despido, aseveró la diputada integrante de la Comisión Permanente de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la 64 legislatura, Inés Leal Peláez.

Dijo que es necesario ya empezar a encauzar la problemática que se presentó cuando el gobierno federal entrampó al magisterio, con una reforma que cancelaba derechos laborales de los profesores.

“El maestro tiene que tener seguridad en el empleo, porque solo de esta manera se garantiza que ofrecerá un mejor servicio a la niñez, a la juventud, para la cual trabaja; y no podemos dejarlo en un estado de incertidumbre, si con un examen puede perder su trabajo”.

La legisladora del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), manifestó que en el discurso la reforma educativa se manejó como una avance, “pero a pesar de todo el dinero que se gastó para promocionarla no mejoró la calidad de la educación”.

“Cuando caminamos las regiones pudimos constatar que ni siquiera el problema de infraestructura se pudo solucionar, no hubo avance en nada”.

Leal Peláez subrayó que la discusión de una nueva ley educativa permitirá analizar la propuesta de regionalizar la educación, “Por ejemplo, dentro del mismo estado de Oaxaca existe muchas diferencias, no es lo mismo hablar de un alumno que asiste a la escuela en el valle u otro en la región chatina; en poblaciones muy marginadas, con una profunda tristeza, que no tienen las mismas condiciones para que haya una ley estándar que se aplique en todas las regiones, en todos los lugares”.

"No todo es culpa del maestro"

Añadió que el problema de la educación tiene que atender a profundidad, “para que podamos salir adelante y colaborar, ahora sí, en el desarrollo del país”.

Expresó que no puede cargarse la mano únicamente en el maestro. “El maestro es parte del proceso educativo que tiene que estar en contacto con los padres de familia, las autoridades y los alumnos; pero es responsabilidad del Estado garantizar el derecho a la educación; es un conjunto de elementos que tienen que intervenir en este proceso de la educación, porque si no, se va a poder avanzar”.

La diputada local aseveró que como integrante de la comisión de educación del Congreso, “mí lucha va a ser que se garantice la educación; Oaxaca tiene que salir adelante en este problema de rezago educativo, porque los jóvenes por falta de dinero en sus hogares ya no asisten a la escuela”.

Señala Coneval carencias

La educación en México continúa enfrentando problemas de financiamiento, infraestructura, acceso y calidad que derivan en un alto porcentaje de deserción escolar y bajos niveles de aprovechamiento.

En el reporte Estudio Diagnóstico del Derecho a la Educación 2018, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señala que en 2016 el gasto nacional en educación ascendió a 6.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Desglosado por tipo de financiamiento, el público representó sólo el 4.9 por ciento del PIB; es decir, menos del 19 por ciento del gasto federal programable.

Esta cifra, advierte el Coneval, se encuentra por debajo de lo recomendado por organismos internacionales, lo que genera que en México el gasto por alumno sea significativamente menor al del resto de los países miembros de la OCDE.

El organismo indica que, en materia de acceso, una quinta parte de los alumnos de educación básica enfrentan problemas de disponibilidad de infraestructura al no contar con servicios básicos en escuelas.

De acuerdo con el Coneval, seis de cada 10 planteles no tienen mobiliario básico. En el caso de la educación media superior, 28 por ciento no cuenta con agua todos los días, 2 por ciento no tienen energía eléctrica y a 69 por ciento le faltan muebles en al menos una de las aulas.

Sobre los planes y programas de estudio del nivel básico, el Coneval señala que, a pesar de tener un plan único a nivel nacional, su aplicación no está garantizada.

Por ejemplo, explica, en el ciclo escolar 2014-2015, tres de cada 10 docentes de cuarto, quinto y sexto de primaria reportó no contar con el programa de estudios al inicio del ciclo escolar.

Sobre la accesibilidad a los planteles educativos, el Coneval encontró que sigue siendo un riesgo para la conclusión de los estudios.