Beneficios colectivos, reto para el Presidente

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Activistas, académicos y dirigentes sociales de diferentes países participan en la Segunda Asamblea Internacional de Coordinación del Observatorio de los Derechos Humanos de los Pueblos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador representa una gran esperanza para muchos mexicanos, sin embargo se necesitan profundizar iniciativas y propuestas que beneficien colectivamente a los pueblos para lograr esos sueños de igualdad, justicia y libertad, afirmó ayer la indígena mixteca Soledad Ortiz Vásquez, al inaugurar la Segunda Asamblea de Coordinación Internacional del Observatorio de los Derechos Humanos de los Pueblos.

En el encuentro participan activistas, académicos y dirigentes sociales de México, Guatemala, Colombia, Ecuador, Uruguay, Estados Unidos, España, Suiza y Palestina, entre otros países.

Por eso, la activista del Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codep) sostuvo que el pueblo constituye la punta de lanza para la construcción del poder popular desde abajo y lograr una nueva política desde los pueblos, con los pueblos y para los pueblos.

En lo educativo –anotó–, urge una propuesta para la liberación y transformación de nuestros pueblos, así como reivindicar nuestros territorios como espacios sagrados para el desarrollo de nuestra cultura y nuestra sobrevivencia como pueblos con su historia e identidad.

Además, subrayó que también se requiere crear una nueva economía basada en la producción agrícola sustentada desde la solidaridad y el intercambio, por ser la base fundamental de la alimentación de los pueblos indígenas.

Destacó que otra urgente necesidad constituye el derecho a la libre autodeterminación de los pueblos indígenas y el reconocimiento como sujetos de derecho público, así como el aprovechamiento de los recursos naturales para el buen vivir.

De esta manera, resaltó que resulta necesario hermanar las luchas desde América Latina y el Caribe, hasta Palestina, porque las realidades provocadas por los oligarcas internacionales son similares.

“Sufrimos despojo, ocupación de nuestros territorios, saqueo de nuestros recursos naturales y la pérdida de nuestros pueblos por la injerencia de los Estados Unidos”, asentó.

Ante esto, dijo que es importante el fortalecimiento del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos durante la Segunda Asamblea de Coordinación Internacional y sobre todo, elaborar planes de trabajo y acción, para fortalecer la lucha hacia otras regiones de América Latina y el mundo.

“Tenemos que ser un referente internacional inquebrantable de paz con justicia social, igualdad y libertad”, terminó.

Reciben saludos

Durante la apertura, se dio lectura a los saludos enviados a los participantes por organizaciones, movimientos y colectivos de Venezuela, Colombia, Guatemala, Honduras, Estados Unidos y Suiza, así como de las comunidades autónomas de Asturias y Cataluña, España.