Disfrutando el cafecito

Nieves Yésica Zárate y Lucía Sánchez.

Para los amantes del café sin cafeína, existe otra opción para consentir el paladar; se trata del café de trigo, una bebida que se elabora con granos de trigo secados al sol que se tuestan y muelen; se mezclan con azúcar morena y agua hasta que el líquido se torna café oscuro.

Según los expertos, una taza de esta exquisita bebida contiene considerables cantidades de vitaminas B3, B5, B6 y B9, lo que favorece el metabolismo celular, retirando productos tóxicos del organismo, favoreciendo la conservación y reproducción de todas las células de nuestro cuerpo, especialmente los tejidos musculares y nerviosos, además de mejorar la salud de nuestra piel.

¡Todos podemos disfrutar una taza de delicioso café!