Incumplen gobiernos y eólica con Juchitán, Oaxaca

Gerardo Valdivieso ParadaGerardo Valdivieso Parada

La consulta se realizó entre los años 2015 y 2016 con pobladores de El Espinal y Juchitán

JUCHITÁN, Oaxaca.- Luego de que finalmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó el amparo contra la consulta indígena para la operación del parque eólico, a cargo de empresa Eólica del Sur, ésta junto con la Secretaría de Energía y el Gobierno del Estado tienen pendientes compromisos que adquirieron por la instalación de la planta.

La empresa había dado a conocer que no continuaría con los compromisos hasta que no prosperara el amparo promovido por organizaciones civiles que denunciaron las anomalías de la consulta.

Aunque la empresa cubrió sus compromisos en materia fiscal con el municipio, como fueron los 65 millones de pesos en derechos por licencia de uso de suelo, también estipulaba el pago de 8 millones anuales para obra social, esto antes de que el Ayuntamiento que presidió Gloria Sánchez López firmara el Memorándum de Entendimiento que estandarizara los apoyo de las empresas eólicas instaladas en la región.

Rosario de pendientes

La Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos adquirida durante la gestión de Saúl Vicente Vásquez también estaba integrada entre los compromisos; la obra se encuentra abandonada y sin operar desde hace dos años.

Durante la pasada administración municipal se inició el cumplimiento de otro de los compromisos: el Centro de Cultura Comunitario que iba ser un espacio en donde se celebrarían las velas y eventos sociales.

Dicho centro quedó inconcluso, además de que se encuentra muy alejado de la ciudad, ya que se sitúa a un costado de la carretera Juchitán-Tehuantepec, a la altura del paraje Pepe y Lolita.

Eólica del Sur también se comprometió a destinar anualmente un financiamiento equivalente alrededor de 10 por ciento del consumo promedio anual de los usuarios de la tarifa 1C, con el objetivo de reducir su factura eléctrica.

Mientras tanto, el gobierno federal se comprometió a reducir en un 35 por ciento la factura eléctrica de los usuarios de la tarifa 1C del municipio, para ello iba a destinar 15 millones 600 mil pesos que inició en el 2015 y culminó en este año bajo el nombre de Guendaracané.

Además de que el gobierno federal comprometió su apoyo al municipio ante las dependencias correspondientes, así como la búsqueda del financiamiento, para la adquisición de otros aerogeneradores para el Parque Eólico Municipal. Hasta ahora no se instalado ninguno.

El gobierno federal, a través de la Secretaría de Gobernación, se comprometió a financiar la adquisición de dos predios, uno para el parque eólico y otro para el Centro de Energías Alternas que tendría entre sus objetivos el desarrollo de proyectos de generación de energía eléctrica y la investigación aplicada.

Por último, se ofreció la construcción de un Museo de Arqueología que se agrega a los pendientes.