Retrasan ayuda a escuelas de la Cuenca, Oaxaca

Salones inundados y suspensión de clases, durante la contingencia

TUXTEPEC, Oax.- Autoridades educativas culminaron las revisiones a las escuelas afectadas por las lluvias ocasionadas por la tormenta tropical Vicente en la región de la Cuenca durante el mes de octubre, tras un análisis de la situación de cada institución, determinaron que tan solo dos planteles cuentan con afectaciones graves.

Alberto Chávez López, delegado de los servicios educativos del nstituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) en la región de la Cuenca, indicó que de las 27 escuelas que reportaron afectaciones a causa de las lluvias, sólo dos registraron una situación grave, ambas pertenecientes al municipio de Jacatepec.

"Estas escuelas son las únicas que registraron daños considerables, las demás tuvieron afectaciones menores", comentó.

Dichas escuelas entrarán a un programa de contingencia que tiene el IEEPO, sin embargo aún no se tiene una fecha asignada para prestar la atención.

"En la zona, 27 escuelas se reportaron con inundaciones y afectaciones, al bajar el agua se corroboró que la mayoría eran daños menores; en algunas escuelas hay que pintar, en otras se requerirá de muebles y equipo debido a que no dio tiempo de sacarlos, en estos casos si nos corresponde a nosotros atender, pero daños a la infraestructura no se tuvo".

Los municipios que reportaron daños en sus instituciones fueron Valle Nacional, Jalapa de Díaz, Chiltepec, Tuxtepec y Jacatepec, la cual reportó el mayor número de planteles educativos.

El término para reportar la situación de las escuelas culminó el pasado 20 de noviembre, por lo que la delegación se encargó de enviar los reportes correspondientes; "en realidad las escuelas afectadas fueron pocas, reitero en el caso de la región, fueron los accesos a las comunidades las que no permitieron las clases".

De acuerdo a los dictámenes en Tuxtepec no se tienen escuelas con afectaciones fuertes, algunas en su momento tuvieron inundaciones leves, pero que tras bajar el agua lograron continuar con sus actividades educativas.