Discursos estéticos en diálogo con la práctica

La Escuela de Bellas Artes será protagonista de un nuevo proceso de experimentación de las prácticas escénicas contemporáneas oaxaqueñas, ya que este sábado se reunirán creadores de danza, teatro, performance, música y video con la intención de crear un espacio de diálogo con los espectadores, en dos direcciones: conversar respecto a sus discursos estéticos y mostrar sus prácticas escénicas, simultáneamente.

“Las artes escénicas siguen siendo una forma comunitaria de relación, ya que conllevan la presencia en sí, esto significa ocupar un lugar y un tiempo con el cuerpo para producir formas sensibles de la experiencia de todos los que de éstas participan. De ahí que hoy tenemos que pensarlas en una lógica de acción, donde espectadores y creadores se convierten en participantes activos en diálogo que construye conocimiento a través de la experiencia”, aseguró Itandehui Méndez, integrante del Colectivo Luciérnaga, que organiza este proyecto.

Para establecer este diálogo fueron invitados la coreógrafa y bailarina Laura Vera, el músico, teatrero, poeta y cineasta Oscar Tanat, las directoras de teatro y actrices Liliana Alberto yRenata Lopezcristo, el director de teatro y dramaturgo Joel Sánchez Bulnes, la actriz y dramaturga Diana López Córdoba, el director de teatro y performer Saúl López Velarde, el artista visual Pavel Urbieta y la directora de teatro Itandehui Méndez.

“La política del arte es el entrelazamiento de lógicas heterogéneas, es decir, de cómo se estructuran las experiencias sensibles, propias del régimen del arte, esto nos interesa ya que implica superposición de realidades, igualdad de sus participantes”, aseguró Urbieta, quien también es integrante del Colectivo Luciérnaga.

De ahí que El Sol de Media Noche se ha pensado para producir espacios experimentales en los que las prácticas artísticas puedan dialogar en una relación de equivalencia en sus diferentes manifestaciones, donde se cuestionen las estructuras de dominación y de sujeción, por tanto, se realizarán duplas de trabajo en las que se establecerá el discurso teórico y práctico de manera simultánea, para luego dar paso a los ejercicios escénicos particulares.

El proyecto forma parte de un proceso editorial que finalizará en el mes de enero con un fanzine, resultado de la producción de conocimiento experiencial de este sábado, el cual asimismo se convertirá en un archivo para las prácticas de hoy en Oaxaca. “Nos interesa entrelazar las experiencias comunes e individuales de las percepciones, de las configuraciones, de lo múltiple y lo singular de las prácticas escénicas del arte en nuestro estado”, señaló Urbieta.

Este proyecto tendrá una duración variable de aproximadamente cinco horas, debido a que “siempre en las prácticas escénicas estamos ante el tiempo y para reconfigurar el tiempo como una construcción de conocimiento se requiere de producir un tiempo propio que será decidido por las energías de los presentes”, finalizó Urbieta.