En debacle, las cocinas comunitarias de Oaxaca

Román Carlos VelascoRomán Carlos Velasco

El programa de "Cocinas comedor nutricional comunitarias" registró un retroceso en este año.

Al menos 6 mil 514 oaxaqueños perdieron el apoyo alimentario que brinda este proyecto del Gobierno del Estado.

De acuerdo con las cifras del Sistema DIF Oaxaca, en 2018 también dejaron de funcionar 60 cocinas comunitarias, con respecto al registro de 2017.

Esta dependencia estatal señaló en el Segundo Informe de Gobierno que el número de "cocinas comedores nutricionales comunitarias" pasó de mil 330, que operaron en 2017; a mil 270, en 2018.

En cuanto a la población beneficiaria, el año pasado -reportó el DIF Oaxaca- fueron atendidos en estos espacios 116 mil 946 oaxaqueños; sin embargo, en 2018, este número cayó a 110 mil 432.

La reducción más importante se registró en la región de la Costa; ahí, en 2018, cerraron 37 cocinas comedores en comparación con el año anterior, y mil 964 personas de escasos recursos dejaron de recibir alimentos.

"Con el objeto de fortalecer la salud y nutrición de los habitantes de las comunidades con altos índices de pobreza, al cierre de 2018 se habrán entregado: más de 236 mil dotaciones alimentarias en 296 municipios", expone, sobre este programa, el Informe que el gobernador Alejandro Murat entregó al Congreso del Estado, el 15 de noviembre.

Este documento refiere que en este año, aplicó 203 millones de pesos.

Cabe señalar que las cifras sobre los resultados de las cocinas comedores comunitarios que se presentaron en la publicidad oficial, no coinciden con las cifras contenidas en el texto entregado a los legisladores locales.

En los anuncios, el Gobierno del Estado presumió la operación de mil 265 cocinas (cinco menos que las reportadas por el DIF), las cuales beneficiaron a 109 mil personas (mil 432 menos que las dadas por DIF).

Dotaciones de $860

De acuerdo con las cifras presentadas por el Gobierno del Estado sobre este programa, cada dotación alimenticia proporcionada en estas cocinas comedores tuvo un costo de 860 pesos.

Sin embargo, si los 203 millones de pesos invertidos en este programa durante 2018, se divide entre los 110 mil 432 personas beneficiarias; a cada uno le correspondieron dotaciones por mil 838 pesos.

"Manchado" de corrupción

Desde la creación de este programa, en 2012, el programa de "cocinas comunitarias" ha estado manchado por señalamientos de corrupción.

Al cierre de la administración estatal anterior, diferentes autoridades municipales denunciaron que los comedores instalados en sus comunidades habían sido abandonados por el DIF, y por lo tanto, tenían meses sin funcionar.

En diciembre de 2016, Televisa reveló que, de acuerdo con facturas presentadas por el DIF Oaxaca, se había comprado licuadoras y equipo profesional de chef para estas cocinas; sin embargo, el ex director de este programa, David Fernández negó esta adquisición.

La televisora mostró que en la cocina de Tamazulápam del Progreso, la cocina comunitaria no contaba con este tipo de aparatos, la gente cooperaba para mantener su operación.