Horacio Girón: colores del alma

La calenda es cacho del alma/ versos de tierra abajeña/canciones del corazón/ de la gente oaxaqueña./ Chochois, pulsa tu guitarra/para cantarle un corrido/ al barrio de la Defensa/ pues Julio me lo ha pedido./ Septiembre noche del diez/ El barrio de la Defensa/ sacó su bella calenda/convite para su fiesta/Cuitlacoche del tunillo/ ven de la Sierra a cantar/ suspiro que llegue al alma/ para sentir y soñar./ Abre tu pico sonoro/y en la espina del pitayo/ quiebra en oro tu garganta/ cual si gorjearas en mayo./ Quiero que mi pueblo escuche/cómo canta el corazón/con rasgueos de guitarra/y este verso que es amor.

Así reza el poeta oaxaqueño Guillermo Rosas Solaegui, en su poema “Calendario”. Y es aquí donde ve la primera luz el artista oaxaqueño Horacio Girón, allá por los años del 78; conforme avanzan los años realiza sus primeros estudios primarios, secundarios y preparatorios.

La vocación

"Mi vocación ya estaba definida: ser artista; pero tenía que recorrer todas las actividades que había en la Escuela Bellas Artes, dependiente de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Aquí fue donde me definí por el grabado; poco a poco fui estudiando, hasta lograr las primeras obras, que tal vez no eran las idóneas, pero ahí la llevaba, titulándome en la especialidad del grabado".

Creatividad en el color

"Fui creando mi propia técnica, en la especialidad del grabado; mi inquietud me lleva al óleo y acuarela; ya monté 11 exposiciones individuales, en diferentes galerías en la misma Escuela de Bellas Artes, Nancy Canseco, en la Jesús Urbieta, Museo del Periodismo en Guadalajara, Zapopan, Jalisco, Salón de los Murales, de la Lotería Nacional, Sala Magna del Instituto Politécnico Nacional y Galería Espacio Copal, Oaxaca.

"Viendo mi forma de trabajar, opté por estudiar la acuarela sobre papel, de tal manera que continué con el óleo, donde mi creatividad se transformó en el colorido de mi trabajo, muy llamativo para el público, quien me ha aceptado en varias partes de la República y del mundo; cuento con 27 exposiciones colectivas, he ilustrado libros, cursos de pintura para niños; con muchas motivaciones voy descubriendo más técnicas con mis trabajos que próximamente llevaré a cabo otras exposiciones, pues cuento con invitaciones pero aún no me defino, porque voy mejorando cada día.

"Es para mí un honor el haberme nombrado jurado en varios concursos de pintura de niños en los Valles Centrales de Oaxaca y aquí mismo en la ciudad".

El comentario

Horacio Girón es el grabador, el acuarelista, el hacedor de óleo que logra el sueño plástico, trasladando la mirada del público que distingue su firma en lo que expone de manera directa, sin temor, porque sabe lo que está expresando a través de su dibujo con el pincel, que desliza suavemente obteniendo el color preciso de un poema, de un paisaje o de un tema simple pero bello, porque sabe imprimir esa tonalidad poemática clásica en su mentalidad; la misma que va desarrollando cada día buscando algo nuevo que complemente su aspiración.

De esa manera sigue avanzando en todo lo plástico que conlleve a lo alcanzable de su vocabulario sencillo, pero con belleza y armonía; continúa al vaivén de una música mental que lo va conduciendo por el camino del arte comprometido para entenderse mejor cada día. Y yo me sumo a esa búsqueda correcta para una mejor interpretación.