Revocan 300 plazas hechizas del Gobierno de Oaxaca

Oficinas del sindicato de burócratas

La Secretaría de Administración del gobierno estatal advirtió sobre el tráfico de plazas e informó que 300 nombramientos de base otorgados en la administración pasada fueron revocados por otorgarse de manera ilegal.

A través de la circular 096/2018, la directora de recursos humanos, Norma Polanco Díaz, subrayó que, de acuerdo al Código Penal del estado, se impondrán penas de 3 a 6 años de prisión y multa de 100 a 500 veces el salario mínimo, a quien obtenga lucro o beneficio económico prometiendo falsamente otorgar u obtener para otra persona un empleo, trabajo, cargo, plaza, comisión o nombramiento en el sector público o privado o una concesión, autorización, permiso, licencia, contrato o trámite respectivo de un servicio público.

Si el sujeto activo es servidor público se aumentarán en una mitad los mínimos y los máximos de las penas señaladas, se le destituirá del cargo y se le inhabilitará para ejercer otro por un tiempo igual al de la pena de la prisión impuesta.

El timo

El documento precisa que en el contexto de la negociación contractual entre el gobierno y sindicato algunas personas son timadas por vivales que lucran con la mentira y el desconocimiento sobre los requisitos y procedimientos para la obtención de una plaza de base.

Añade que se han soltado rumores soterrados de que existe la posibilidad de que trabajadores o incluso personas que no tienen relación laboral con el gobierno del estado puedan hacerse de una plaza de base, lo cual es una rotunda mentira.

Manifiesta que no existen plazas de ningún tipo que no sean las que año con año se pactan en el marco de la negociación contractual entre el gobierno del estado y el sindicato; no existe funcionario o mucho menos ex funcionarios en el área de administración del gobierno estatal que tenga la facultad unilateral de dar nombramientos de base a trabajadores y menos a los que no lo sean o no cumplan con los requisitos considerados en la norma legal.

Señala que todos los asuntos de nómina y todo lo que en ella incide está coordinado con la Secretaría de Finanzas lo cual quiere decir que cualquier cambio de nivel, de modalidad o contratación debe tener la autorización presupuestal correspondiente, lo que imposibilita que se otorgue una base que no esté en el convenio que se pacta año con año entre el gobierno y el sindicato.